Subsecretario del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado reitera respaldo a demanda por el retorno de Nicaragua a la democracia

"Estados Unidos rechaza la represión del gobierno de Ortega y apoya firmemente a la sociedad civil de  Nicaragua y a los valientes ciudadanos en sus demandas de un retorno a la democracia", publicó el subsecretario Kozak en sus redes sociales

Estados Unidos, opisición, Alianza Cívica, UNAB, democracia, Nicaragua

El subsecretario para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Michael Kozak, recibió a la delegación de la AC y la UNAB. LA PRENSA/ TOMADO DE REDES SOCIALES

El subsecretario interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos (EE. UU.), Michael Kozak, reiteró el respaldo de su gobierno a la demanda de los nicaragüenses por lograr el retorno a la democracia durante un encuentro con la delegación de la Alianza Cívica (AC) y a la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

«Estados Unidos rechaza la represión del gobierno de Ortega y apoya firmemente a la sociedad civil de  Nicaragua y a los valientes ciudadanos en sus demandas de un retorno a la democracia», publicó el subsecretario Kozak en sus redes sociales posterior a la reunión este martes 24 de septiembre con los miembros de la oposición.

La conversación con Kozak fue con Juan Sebastián Chamorro, Mario Arana, Violeta Granera, Haydée Castillo, Medardo Mairena así como el universitario Max Jerez y el activista Félix Maradiaga, quienes son parte de la delegación de la AC y la UNAB que esta semana realizan un intenso cabildeo con congresistas, senadores, el Departamento de Estado, la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, DC, con el objetivo de que se eleve la presión contra la dictadura de Daniel Ortega a fin de que se ponga fin a la represión.

Lea Además: Daniel Ortega justifica la brutal represión en Nicaragua

Chamorro informó que se habló con Kozak sobre las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua por parte de la dictadura de Ortega contra los ciudadanos que demandan el retorno del diálogo para lograr acuerdos que pongan fin a la represión, reformas electorales que permitan el adelanto de las elecciones.

El mensaje de la AC y de la UNAB es que «nuestra lucha interna» «debe complementarse con lo internacional», por lo que EE.UU. debe mantener sus presiones para que Ortega entienda que la única forma de regresar al país a la senda democrática es el diálogo y restablecer todos los derechos fundamentales.

Oposición unida

Hemos planteado que «hay unión de las fuerzas opositoras» en el país en un mismo fin que es la «devolución de los derechos y garantías ciudadanas, reformas electorales y adelanto de elecciones», afirmó Chamorro a LA PRENSA sobre el mensaje que han expresado a los altos funcionarios del gobierno estadounidense con quienes hasta ahora se han reunido.

Campesinos, estudiantes, empresarios, productores, organizaciones feministas, de la sociedad civil, comunidades indígenas, académicos, partidos políticos adversos al régimen son parte de los sectores agrupados en la Alianza Cívica y la UNAB. La diversidad de sectores han coincidido en conformar una gran unión opositora al régimen de Ortega desde abril del 2018, con el inicio de las protestas de los universitarios contra una brutales reformas al sistema de pensiones que fueron respondidas con bala y fuego por parte de la Policía Orteguista (PO) y grupos de choque del régimen.

Lea También: Delegación de la Alianza Cívica y de la UNAB en intenso cabildeo con congresistas, senadores de EE.UU. y la OEA para conseguir mayor presión contra Daniel Ortega

La represión contra los universitarios hizo levantarse al resto de los ciudadanos y rápidamente las manifestaciones se tomaron el país, pero el régimen armó a parapolicias, a sus turbas y a la PO para también reprimirlas. A pesar del estado de sitio de facto en que se vive en Nicaragua, los ciudadanos aún mantienen la resistencia realizando piquetes exprés en diferentes ciudades así como demandando el adelanto de las elecciones y la salida del poder de Ortega.

Al menos 326 muertos, miles de heridos, torturas, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, arresto y procesos ilegales contra manifestantes es parte del estado represivo impuesto por Ortega, quien se niega a restablecer el diálogo la oposición, a través de la Alianza Cívica.

El estudiante Max Jerez, de la coordinadora universitaria y miembro de la AC, informó en sus redes sociales que en las reuniones que han sostenido con funcionarios del gobierno estadounidense y organismos defensores de los derechos humanos, ha servido para mostrar la unidad de los diferentes sectores nicaragüense en conseguir el restablecimiento de la democracia en Nicaragua.

Lea Además: Asedio de la Policía Orteguista no logra evitar las protestas contra la dictadura de Daniel Ortega

«La unidad y organización de los nicaragüenses que queremos una Nicaragua libre junto al apoyo de la comunidad internacional es esencial para hacer frente al régimen de Ortega y Murillo. Desde la Alianza Cívica y la UNAB estamos estamos firmemente comprometidos con ello», afirmó el estudiante Jerez.

La delegación de la AC y la UNAB sostendrá encuentros con parte de los nicaragüenses exiliados y radicados en EE.UU. El próximo viernes está prevista una reunión con la comisión de alto nivel diplomático conformada por la Organización de Estados Americanos (OEA) para abordar la situación de deterioro de los derechos humanos y la institucionalidad en Nicaragua, y de la negativa del dictador Ortega por la vía pacífica.

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: