Régimen orteguista desestima nuevamente el trabajo de la CIDH ante la OEA

Durante su intervención, la dictadura le sugirió a la CIDH que reflexione "sobre el rumbo que ha tomado la Comisión y las visibles falencias existentes en su actuación"

La aplicación más reciente de la Carta Democrática fue en Honduras en el 2009, luego del golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya. LA PRENSA/OEA

El último informe que emitió el Meseni en el mes de agosto, reveló que el régimen ha continuado la represión contra los opositores e incluso con los presos políticos excarcelados. LA PRENSA/OEA

El régimen de Daniel Ortega aprovechó este miercoles la conmemoración del 60 aniversario de la creación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para desestimar nuevamente el trabajo que esta organización ha realizado y le sugirió que reflexione «sobre el rumbo que ha tomado la Comisión y las visibles falencias existentes en su actuación», ya que esto ha provocado «un serio y profundo deterioro de la relación con los Estados Miembros de la OEA».

Lea además: Periodistas de Nicaragua denuncian ante la CIDH: régimen orteguista orquesta etapa de ataques selectivos contra voces y medios independientes

Ruth Tapia, la nueva embajadora de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), brindó esas declaraciones durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA realizada este miércoles por el aniversario de la CIDH. Tapia aseguró además que «resulta inadmisible la parcialidad, subjetividad y el doble rasero que insiste en seguir utilizando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el tratamiento de los derechos humanos en la región».

En Nicaragua, la CIDH ha documentado y denunciado las constantes violaciones a los derechos humanos que ha cometido el régimen orteguista contra los ciudadanos que se manifiestan en su contra desde abril de 2018 y ha instado al cese de la violencia, represión y persecución que sufren los opositores, campesinos, periodistas y medios de comunicación independientes. Por eso, la dictadura ha bloqueado su trabajo en el país.

Puede interesarle: CIDH otorga medidas cautelares al líder campesino y excarcelado político Freddy Navas

En diciembre del 2018, el régimen expulsó a los miembros del Mecanismo de Seguimiento a Nicaragua (Meseni) y del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI)  bajo el argumento de que la CIDH se han constituido como “una plataforma de divulgación de información falsa para promover en el ámbito internacional sanciones en contra de nuestro país (…)” y los calificó como injerencistas e intervencionistas.

Este miércoles, Tapia aseguró que el aniversario de creación «representa una buena oportunidad» «para que este organismo adquiera su real y verdadera autonomía funcional y no siga siendo instrumentalizada por las agendas políticas de algunos Estados que no son parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, ni han reconocido la competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pero que se dedican a desestabilizar a otros países, para encubrir las graves violaciones a los Derechos Humanos que se cometen en sus respectivos países y que la Comisión calla e ignora».

Lea también: Informe del Meseni en agosto 2019: Persiste la represión en Nicaragua

El último informe que emitió el Meseni reveló que el régimen ha continuado la represión contra los opositores e incluso con los presos políticos excarcelados. También reportó casos de asedio, persecución, acoso, secuestros, agresiones, amenazas y abusos contra los derechos de excarcelados políticos, líderes opositores, partidos políticos, estudiantes, defensores de derechos humanos, abogados, medios de comunicación y sectores religiosos.

En referencia a los informes que publica la CIDH a través de sus mecanismos, la nueva embajadora invitó a los comisionados «a que reflexionen sobre este crucial asunto y a que actúen con imparcialidad y dejen de una vez por todas de seguir utilizando criterios selectivos, discriminatorios y politizados en sus informes, dejen de traer informes llenos de mentiras a la OEA y ajusten su actuación a la función asignada por los Estados a fin de coadyuvar con imparcialidad en la promoción y protección de los derechos humanos, de todos los países de la región para que pueda tener credibilidad como Comisión».

Tras la sesión, Luis Almagro, secretario general de la OEA, publicó una foto con la nueva embajadora de Nicaragua ante la OEA y dijo que dialogó con ella «sobre trabajos OEA-Nicaragua, el cambio climático y la historia reciente de su país». 

Esta es la primera aparición de Tapia después de ser nombrada en el cargo, en el que fungía Luis Alvarado, quien ahora se desempeñará como embajador alterno ante el organismo regional.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: