José José y Marina Moncada: la musa y su historia detrás de la canción “Almohada”

Como un homenaje póstumo a José José, el compositor nicaragüense, Adán Torres - autor de "Almohada" - compone la canción “Gracias Señor”

La poeta nicaragüense Marina Moncada, José José y el compositor de «Almohada», Adán Torres. LA PRENSA/Cortesía/Familia Torres-Moncada

“José José murió el día que perdió su voz,  esta fue su verdadera muerte y  la gente  no lo percibió porque su vida era cantar”,  exalta el nicaragüense Adán Torres, compositor de la famosa balada romántica “Almohada”, que el cantante mexicano hizo suya desde 1978 cuando decidió grabarla al año siguiente e incluirla en su álbum musical “Lo pasado pasado”.

Desde entonces han pasado cuarenta años y la canción sigue escuchándose en todas las radios del mundo hispanoparlante.

Algunos conocen algunos detalles de cómo surgió, pero no la historia completa de esta canción escrita por Torres a su “musa” la poeta Marina Moncada — la primer parte en Los Ángeles —, en un momento de separación, amor y cabanga; y concluida en Nicaragua, tiempo después.

La poeta Marina Moncada, junto a su esposo el compositor Adán Torres, en la casa del beibolista Denis Martínez. Miami, Florida, 1990. LA PRENSA/Cortesía/Familia Torres-Moncada

Aquí su historia:

Su extraordinaria letra la escribió Torres durante la primera separación que vivieron, “y fue triste”, recuerdan ambos en esta entrevista.

Marina sonríe cuando Adán le dice que ella es la “musa de la canción”, pero ella lo ve como el vehículo o excusa para que este la compusiera porque es un “poema hecho música”. Ahora “Almohada” es de la gente que la disfruta, agrega.

Lea: Video | Exesposa de José José rompe el llanto y pide hablar con el presidente de México para evitar cremación

A inicios de los años setenta Torres decidió emigrar a los Estados Unidos(Los Ángeles) en busca de trabajo y estudios, en tanto ella se quedó en Managua, para terminar su carrera de sicología en la Universidad Centroamericana (UCA); y cuidar  a sus pequeñas hijas, Carmen Marina y María Verónica.

Carmen Marina y María Verónica, hijas de Marina y Adán. LA PRENSA/Cortesía/Familia Torres-Moncada

¿Pero como inicio su noviazgo? Marina dice que este comenzó cuando tenía la edad primaveral de los quince. Cuatro años después sería su esposa. “Nos casamos, exactamente el 11 de febrero de 1969”, dice Marina como si fuera ayer.

Este año ha sido su “boda de oro”, con cincuenta años de casados.  Un matrimonio vivido entre amor, canciones, poesía y tres hijos, resume a vuelo de golondrinas la poeta.  Pero hay algo común en sus vidas, es “Almohada” y las anécdotas que les ha dejado a lo largo de cuatro décadas.

 “Almohada” concursó en la OTI bajo el seudónimo “El triste 7” 

Del origen de la canción, Torres recuerda que por consejos de su suegro Gustavo Moncada Estrada la mandó a concursar al Festival de la Canción OTI (antes Gran Premio de la Canción Iberoamericana), bajo el seudónimo “El triste 7”. Y le puso el siete, porque era de la suerte del equipo nicaragüense de béisbol, El Bóer, dice.

Fue interpretada por Mauricio Peña con arreglo de Mario Patrón, una noche del 12 de noviembre de 1977 y se hizo merecedora del Cuarto Lugar, porque el Primero fue para “Quincho Barrilete”, del cantautor Carlos Mejía Godoy, interpretada por Guayo González. No obstante esta canción ya tenía su lugar asegurado en la historia de la música mexicana y nicaragüense.

En este certamen internacional participaron 200 canciones y quedaron 10.  Cuando terminó la última noche del festival se le acercó cantante mexicana  Lupita D´Alesio, que fue jurado, y le dijo:

“Señor Torres es una pena que su canción no haya quedado en primer lugar en este festival, pero yo conozco una persona que se la hace famosa, no aquí en Nicaragua, sino en el mundo entero: José José. Le voy hablar cuanto llegue a México de su canción”.

Y resulta que José José llega en 1978 a Managua y se hospedó en el Hotel Camino Real. Después de una breve espera se encontraron y le dijo: “No te preocupes, si no tenés patentada la canción, llegando a México te la registro el pentagrama de la canción”. Torres se la entregó en un cassette y José José cumplió su palabra.

Lea además: Así despidieron sus hijos y amigos a José José en Miami

Pentagrama de «Almohada», registrado un 3 de abril de 1981. LA PRENSA/Cortesía/Familia Torres-Moncada

Esta fue grabada y reproducida por la disquera Arabella Areola e incluida en el álbum de música romántica “Lo pasado pasado”. Con arreglo de Tom Parker.

En esta álbum de la canción romántica, figuran: “Lo que no fue no será” de Napoleón;  “Amor para dos”, del mismo José José;  y “Lo pasado pasado”, de Juan Gabriel, entre otros.

En los ochenta firmaron un contrato y le entregaron – cuenta Torres -, 10,000 dólares en regalías.   En los últimos ocho años, no ha recibido regalías y se ha enterado ahora Sony Music es la que maneja los derechos.

Sus hijas cantan “Almohada” ante nicas que huían de la guerra en 1979

Otro momento memorable e impactante sobre la historia de esta canción, dice Moncada, fue el 17 de julio de 1979, en el Aeropuerto Internacional Las Mercedes, de Managua, cuando sus pequeñas hijas (de nueve y ocho años) acompañadas con la guitarra de su papá cantaron “Almohada” ante nicaragüenses que huían de la guerra insurreccional.

Esta es una fecha histórica en Nicaragua: Ese día también el tirano Anastasio Somoza Debayle se marchó al exilio, y los líderes de la revolución popular sandinista, antisomocistas y simpatizantes celebraban con euforia el “día de la alegría”.

En ese ambiente de guerra, balas, de personas que buscaban salir del país, despedidas y tristezas, las niñas cantaron la romántica balada.

Al terminar de interpretarlas con sus voces blancas, las personas que las rodeaban lloraban, fue algo muy emotiva; también la escuchó un periodista mexicano (Marina no recuerda su nombre). Éste le comentó que esta misma canción la había escuchado en México, pero en la voz de José José.  Ambos momentos llenaron de intensas emociones a Marina y Adán, las  que recuerdan como sencillamente «impactantes».

Carátula del disco «Lo pasado pasado» que José José autobiografió a Jorge Adán Torres, hijo del compositor nicaragüense Adán Torres. LA PRENSA/Cortesía/Familia Torres-Moncada

Llegando a Miami ese mismo 17 de julio de 1979,  Marina y Adán escucharon la canción en la voz de José José, y  fue impresionante oírla con los arreglos musicales, recuerdan.

Han pasado cuarenta años, y cada vez que Marina la escucha vienen a su memoria imágenes de sus dos hijas cantándola el 17 de julio de 1979, en el Aeropuerto Internacional Las Mercedes, de Managua. Es algo imborrable, profundamente histórico, intenso e íntimo que aflora en su ser.

“Gracias Señor”: canción póstumo para José José

Gracias a la canción y viviendo en Estados Unidos,  Marina tuvo la oportunidad de estar cerca y hablar con José José.  Una vez el artista mexicano José cantó en el Teatro Griego, en Los Ángeles, y cuando se encontraron con el camerino  este les dijo: “Peléate con Adán para que vuelva a escribirnos otra canción como “Almohada”.

Otra vez Adán y ella lo vieron en una radio. Para entonces José José vivía con su primera esposa Anel Noreña, en el oeste de Los Ángeles. Su apartamento era sencillo. El músico ese día que lo visitaron le pidió a Adán otras canciones, recuerda Moncada.

Por su lado Torres, recordó que escribió nuevas canciones pero que nunca se las envió porque se marchó para Miami y comenzó a perder la voz.

Una de ellas, es el bolero “Te amo”;  y  la canción premonitoria “Gracias Señor”. Ahora que falleció el cantante se la dedica como un homenaje póstumo.

Parte de la letra dice: “Gracias señor por ser tan bueno conmigo, /por enseñarme la luz / que alumbra hoy mi camino. /Gracias por regalarme esta voz, / con ella puedo hacer feliz a tanta gente./ Le canté al amor, a la alegría, a la tristeza/a la melancolía….”.

Captura de imagen del homenaje reciente a José José, en el Auditorio del Condado de Miami.

“José José murió el día que perdió su voz,  esta fue su verdadera muerte y  la gente  no lo percibió porque su vida era cantar”, reflexiona Torres al valorar su legado artístico.

Recuerda que la dolorosa noticia muerte del músico se la dio el poeta nicaragüense Jorge Eduardo Arguello quien reside en Miami. “Ya supiste la noticia… acaba de morir José José”, le dijo.

Le puede interesar:  Así te contamos el primer homenaje público a José José, entre música y su posible cremación

En la mañana de ese día le acaban de servir el desayuno. Estaba acompañado de su hijo Jorge Adán, su novia y Marina su esposa. Estaban alegres. La noticia le impacto, dejó de comer y las lágrimas comenzaron a rodar en su rostro; disimuladamente se las limpió para que su hijo no lo viera llorar.

“Me impactó mucho la muerte de José José, mucho…”, dice el cantautor. Ahora espera que algún día su canción póstuma “Gracias Señor”, llegue a ser grabada.

La primera vez que la dio a conocer fue durante una fiesta  en la casa de Concepción,  una tía del príncipe de la salsa, el nicaragüense Luis Enrique Mejía.

Torres la cantó con una pista que hizo con su piano que tiene en casa. Al terminar se le acercaron varias personas llorando y pidiéndole la canción.

Lea también: Muere José José: el luto en México tras la partida del «príncipe de la canción”

Esta misma canción acompañado de su guitarra la dio a conocer en el programa de entrevista de “El y Ella”, transmitido en el canal 52 de Telemundo, en Los Ángeles. Cree que es posible que la tengan grabada completa, porque se la cantó a José José, invitado al programa ese día.

«Pero el único problema que sucedió ese día en el programa es que me levaron engañado, porque ellos le querían mostrar al público que José José ya no tenía voz; y a mi dijeron vas a cantar vos y después lo vas a acompañar (con la guitarra) en Almohada”, revela Torres.

Cuando terminó el programa ni adiós dijo, se montó en la limosina que estaba parqueada. “Estaba enojado con ellos, no conmigo”, agrega.

El compositor nicaragüense Adán Torres, dedica póstumamente a José José su nueva canción “Gracias Señor”. LA PRENSA/Cortesía/Familia Torres-Moncada

 Adán Torres, el compositor

Es nicaragüense, nacido un 1 de diciembre de 1945. Fue integrante del grupo Los Rockets surgido antes de los años setenta, integrado por Ricardo Palma, Octavio Borge, René López y Armando Paladino.

Un año después del terremoto de 1972, Torres emigró a Los Ángeles. Realizó estudios de Técnico automotriz.

En este país,  en varias ocasiones tuvo la oportunidad de tocar sus canciones en centros nocturnos y fiestas. Además de “Almohada”, es autor de las baladas románticas “Ese amor”, “No he podido olvidarla”, “Si te ven”, entre otras.

También cuenta con otra inédita compuesta para Andrea Bocheli, espera tener la ocasión para dársela a conocer.

Dice que por el momento se reunirá con el músico nicaragüense Moisés Urbina, director del grupo Los Clark, quien vive en San Francisco. Su meta es grabar sus canciones, incluyendo las inéditas, en un primer disco en la voz de su hijo Jorge Adán.

Cuatro años después de abandonar el grupo Los Rockets, tuvo la oportunidad de entablar amistad con el cantautor nicaragüense Erwin Krüger (1975- 1973), de él siempre lleva sus palabras memorables: “Todo aquel que toca guitarra es un compositor en potencia”. Asi comenzó a componer sus primeros temas: «Oriental» y «Managua».

Marina Moncada, la “musa”

La sicóloga y poeta nicaragüense Marina Moncada es autora del poemario bilingüe “The Traps of Memory” (“Memorias desplomada”) de la editorial 400 elefantes.

Sobre esta edición español-inglés la poeta se transfigura: Es un “desdoblamiento de mi semibiografía en poemas” dice Marina, con temas que aluden a la familia, amor, dolor, soledad y muerte.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: