Zafra azucarera 2019-2020 arrancará en noviembre en medio de expectativas positivas

En cuanto al financiamiento, Mario Amador Rivas, gerente general de la CNPA, explicó que la mayoría de los empresarios del sector se autofinancian y los que siembran con financiamiento, aseguran que la banca se ha mostrado accesible

A las puertas del inicio de la zafra azucarera 2019-2020, el Comité Nacional de Productores de Azúcar de Nicaragua (CNPA) estima que tendrá un rendimiento similar a la cosecha anterior, porque aunque al inicio hubo escasez de lluvia, después de la canícula (julio-agosto) el invierno mejoró. Se esperaría unos 17.3 millones de quintales de azúcar.

Mario Amador Rivas, gerente general de la CNPA, señala que además que está lloviendo más, este año se cuenta con nuevas plantaciones lo que compensaría la reducción que pudo haber generado los meses con déficit de lluvia.

La zafra azucarera 2019-2020 arranca en noviembre y se estima un crecimiento de 2,000 hectáreas de tierra dedicadas a este cultivo con respecto al ciclo pasado.

Lea también: Exportaciones de Nicaragua logran revertir caída en septiembre, pero APEN insta a tener cuidado con esos números

“Estamos haciendo el levantamiento de campo, pero creemos que vamos a tener una cosecha similar a la del año pasado, ahorita como ha caído buena lluvia ha habido una recuperación de las plantas, pero todavía tenemos que ver cuál ha sido el rendimiento industrial o sea la cantidad de azúcar que se acumula en la planta, eso es lo que vamos a ver ahorita”, dijo.

Amador explicó que al inicio del invierno hubo déficit de lluvia, lo que afectó más la zona de León y Chinandega (donde se siembra gran parte del cultivo), pero en este tiempo se observa una recuperación en el Occidente.

“Creemos que vamos a cerrar igual que el año pasado, con 17.3 millones de quintales de azúcar, eso es lo que estamos estimando, pero ahorita que andan haciendo el levantamiento podríamos tener una sorpresa positiva o negativa, será en los primeros días de noviembre que tengamos el dato oficial”, sostuvo Amador.

Lea además:Por qué la industria del azúcar está en crisis y qué probabilidades hay de superarla

La zafra 2018-2019 cerró con una baja producción, ya que se esperaba un poco más de ocho millones de toneladas de caña de azúcar y solo fueron procesadas 7.7 millones de toneladas.

En cuanto al financiamiento, Amador explicó que la mayoría de los empresarios del sector se autofinancian y los que siembran con financiamiento, aseguran que la banca se ha mostrado accesible.

Productividad y exportación

CNPA indica que en la zafra anterior los ingenios nicaragüenses produjeron 17.3 millones de quintales de endulzante, que en gran parte fueron enviados a 15 países: Estados Unidos, Canadá, Chile, China, Colombia, Ghana, Haití, Italia, Jamaica, Mauritania, México, Nueva Zelanda, Polonia, Puerto Rico y Taiwán.

En el Plan de Producción, Consumo y Comercio 2019-2020 el Gobierno tiene previsto cosechar en azúcar 110,900 manzanas, y producir 17.2 millones de quintales.

De ese volumen de producción la proyección es exportar 8.4 millones de quintales, que generarían unos 159.9 millones de dólares en ingresos. Del resto, 7.2 millones de quintales se destinarían al consumo local.

Puede interesarle:Se prevé que la zafra 2019-2020 deje de producir unos 100 mil quintales de azúcar

Precio sigue a la baja

Según Amador la baja del precio en el azúcar no es de ahorita, sin embargo la perspectiva que tienen es que ese precio se mantenga así en lo que resta del año.

El azúcar ha sido sacudido por los bajos precios internacionales, que registran una caída del 22.9 por ciento entre enero y septiembre de este año con respecto a igual periodo del año pasado, lo que provocó una merma en valor.

Este sector generó 147.21 millones de dólares hasta septiembre de este año. En volumen de azúcar se exportó 464,220.9 toneladas, 71,698 toneladas más que el año pasado.

Generación de energía garantizada

Durante el periodo de la zafra se espera que el bagazo de caña aporte a la matriz energética 120 megavatios hora.

“La generación de energía se va mantener a los mismos niveles del año pasado, tenemos a los cuatro ingenios con sus plantas instaladas con capacidad de generar, se entrega 120 mega a la red, eso es durante la zafra, del 15 de noviembre a finales de mayo (del 2020)”, dijo Amador.

De la caña sale un 33 por ciento de agua, un 33 por ciento de azúcar y otro 33 por ciento de bagazo o desecho de lo cual se genera energía.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: