Malos tratos, falta de medicinas y alargamiento de las citas. La realidad de los pensionados en Nicaragua

Donald Soza, exfuncionario del INSS y asesor independiente en seguridad social señala que esto está sucediendo por la misma crisis que atraviesa el Seguro Social.

Desde el año pasado todos los jubilados pasaron a ser atendidos a Sermesa, donde señalan que la atención de deficiente y este año se comenzó a restringir la entrega de medicamentos. LAPRENSA/R.FONSECA.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Juan Carlos Hernández, de 68 años, no aguanta los dolores que le provoca la diabetes. El medicamento que necesita se le agotó y su hija que le ayuda perdió su empleo, lo peor del caso es que la policlínica donde lo atienden, desde hace cuatro meses no le da el tratamiento que necesita.

“Al comienzo comenzaron a darnos menos medicamentos y mi hija me compraba el resto, pero desde hace cuatro meses ya no nos están dando nada, o te citan para otro día y cuando llegás ese día, es una madre fila porque citan a todos, y luego no te dan el tratamiento completo”, señala Hernández.

Hernández quien cotizó por más de 38 años al Seguro Social, explica que no solo se trata del medicamento, pues ahora está la atención es deficiente. «Esto no es un sentir mío, usted va preguntarle a cualquier pensionado y le va decir lo mismo, no nos están atendiendo bien, los doctores ya no nos revisan, nos alargan la citas y muchos somos pacientes crónicos”.

Lea además: Reacciones a reforma INSS: «Saña contra los jubilados»

Según el anuario estadístico 2018 del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), hasta diciembre del año pasado, el número de pensiones aumentaron un 6.3 por ciento con respecto al 2017, finalizando con 17,231 pensionados.

Rigoberto Muñoz, presidente de la Unión Nacional de Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores (Unajupam) expresó que hay serios problemas y se reportan quejas desde malos tratos, falta de medicinas y alargamiento de las citas, exámenes y cirugías.

“Primero el problema que tenemos es que los médicos están saturados y bien estresados por eso la atención a desmejorado y con el medicamento hacen regresar a la gente y el día que yo estuve había una larga fila y se armo el pleito, entonces eso dos temas, los llevo de agenda el próximo jueves”, dijo Muñoz.

Lea también:¿Está en edad de jubilarse? ¿Por qué no es un buen momento para pedir su retiro?

Buscan atención privada

Alejandro Herrera, otro jubilado comentó que el seguro los trata como una carga, y que solo se logra conseguir medicamento cuando “se tiene un conecte”.

“La vez pasada llegue a la farmacia y un señor que estaba adelante le dieron una bolsa llena de medicamentos, luego pase yo y me dijeron que no había, que regresara, ahora estoy yendo a un dispensario médico donde me dan el medicamento y me atienden mejor”, dijo Herrera.

Tanto Hernández como Herrera coinciden al señalar que les programan citas médicas hasta para cuatro o cinco meses, y que muchas ancianitos no aguantan y se van atender a un privado y en los peores casos se conoce de ancianitos que mueren sin ser atendidos.

Donald Soza, exfuncionario del INSS y asesor independiente en seguridad social señala que esto está sucediendo por la misma crisis que atraviesa el Seguro Social.

Puede interesarle:Reformas al INSS y tributaria destruyen 17,003 puestos de trabajo y la pérdida de 137,695 afiliados desde el estallido de la crisis

“La institución tiene que hacer restricciones en todo en sentido porque ahorita los recursos son limitados y en este caso las empresas médicas no son ajenas al sistema de funcionamiento, ¿entonces qué pasa? tiene que haber una distribución racionalmente entro todos los beneficiarios, no debería ser así, pero es la forma de operar porque la circunstancia obligan a racionar lo poco que se tiene”, dijo Soza.

Los datos públicos en el anuario revelan que en el 2018 se despacharon un total de 174,692 órdenes de medicamentos, de las cuales 62,029 órdenes fue dirigida a pensionados.

El exgerente de la Superintendencia de Pensiones, Róger Murillo manifestó que el problema de los pensionados es complicado, porque tampoco se está cumpliendo con el paquete mínimo de atención. “Hay muchas personas que se están quejando de que nos les están ando medicinas, además que no los atienden bien, cuando la ley contempla la asistencia médica, a través de un paquete mínimo y este paquete tampoco se está cumpliendo porque están tratando de recortar los gastos”, sostuvo.

Pérdida de afiliados afecta

Por otra parte Donald Soza, hizo hincapié que la situación de los pensionados se grava por la crisis que atraviesa el Seguro Social, ya que la fuga de afiliados sigue. “No es secreto que la cantidad de asegurados son menos, pero la demanda se mantiene, entonces hay una mayor presión porque los recursos disminuyen pero los gastos incrementan, entonces es por eso que vemos que la medicinas han escaseado y que hay menos personal, lo que obliga a que la atención sea tardada”, dijo.

Según el documento denominado Lineamientos de política para la formulación del proyecto de Presupuesto General de la República y del marco presupuestario de mediano plazo 2020-2023, hasta mayo de este año la cartera de afiliados al INSS sumaba 740, 805, inferior a los 853,396 que habían en mayo del año pasado, es decir que hasta mayo habían 112,591 afiliados menos.

Otros beneficios a los pensionados

El informe anual del INSS también detalla que en el 2018 se otorgaron a los pensionados 3,185 medios auxiliares, entre ellos 1,574 audífonos; 43 otros medios que incluye tobilleras, dona, faja y rodilleras; 318 bastones, 977 prótesis, 202 andariveles, 24 sillas de rueda, 47 muletas y se autorizaron 4,514 trabajos dentales.

En cuanto a la entrega de medicamentos a pensionados en las farmacias INSS, el informe indica que en el programa de oncología se atendieron 10,698 órdenes de medicamentos y para atención del resto de enfermedad se dieron 51,331 ordenes.

Revalorización de las pensiones

Por otra parte estamos a menos de dos meses que se haga el ajuste por mantenimiento de valor a las pensiones de los jubilados, que se aplica en diciembre, sin embargo desde inicios del año creció el rumor de que no se haría el ajuste, una versión que en su momento fue desmentida por el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez.

La ley establece que se aplica “el mantenimiento de valor (a las pensiones) con relación a la tasa cambiaria oficial del córdoba establecido por el Banco Central de Nicaragua con relación al dólar de los Estados Unidos de América”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: