Por segundo mes consecutivo la banca nicaragüense reporta crecimiento en los depósitos

Según cifras de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif), en septiembre hubo un crecimiento en los depósitos bancarios por el orden de los 41 millones de dólares

En lo que va del año 2019, han salido 62 millones de dólares de depósitos. LAPRENSA/ARCHIVO

Por segundo mes consecutivo los depósitos bancarios mostraron un comportamiento positivo, después de mantenerse por 16 meses contraído desde el estallido de la crisis sociopolítica en abril del 2018.

Según cifras de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif), en septiembre hubo un crecimiento en los depósitos bancarios por el orden de los 41 millones de dólares, mientras que en agosto crecieron 39 millones de dólares.

Lea también: Fuga de depósitos se contuvo en agosto, pero el panorama sigue siendo incierto

Pese a que la salida de dinero se ha desacelerado este año y los últimos dos meses ya se observa un comportamiento positivo respecto al año pasado, la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) considera que el panorama para el sistema financiero sigue siendo incierto y que aún es temprano para considerar que ya no habrá más fuga de depósitos.

Los números de la Siboif indican que al 31 de marzo de 2018 habían 5,112 millones de dólares en depósitos (el último mes de crecimiento sólido), y al 30 de septiembre del 2019, esta cartera había descendido a 3,536 millones de dólares, es decir una reducción de 1,576 millones de dólares, lo que supone una contracción del 30 por ciento, esto excluyendo a Bancorp.

Lea además:Más liquidez en la banca a costa del crédito en Nicaragua

En lo que va del año 2019, han salido 62 millones de dólares de depósitos, tomando en cuento estos dos meses que hubo crecimiento en los ingresos.

“El comportamiento reciente de los depósitos es un indicio de que los agentes económicos están ajustando sus expectativas respectos al riesgo de hacer uso del sistema bancario nacional. En particular el panorama actual es menos desfavorable en comparación con el año pasado y es probable que las empresas y los hogares hayan reducido sus expectativas de un problema de liquidez en la banca o de una devaluación inesperada en la economía”, detalla Funides.

Puede interesarle:56 sucursales bancarias cierran en lo que va de 2019 producto de la crisis en Nicaragua

Pero además, el aumento en las tasas de interés a los depositantes estaría detrás del repunte y la contención de la fuga, estiman analistas.

Después que se dio la crisis social y política los depósitos comenzaron a salir de banca del forma acelerada, siendo que en mayo y junio del año pasado fueron los peores meses, con salidas de más de 300 millones de dólares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: