Los 39 muertos hallados en un camión en el Reino Unido eran chinos

Se trata de ocho mujeres, una de ellas muy joven, y 31 hombres. El conductor del camión está detenido desde el miércoles y es objeto de una investigación por asesinato

londres, muertos, camión

El jueves, las autoridades se concentraban en saber qué itinerario siguió ese camión antes de llegar a las afueras de Londres. LA PRENSA/AFP

Los 39 muertos hallados el miércoles en un camión frigorífico cerca de Londres eran ciudadanos chinos, informaron este jueves los medios británicos, un día después del macabro descubrimiento que horrorizó al país.

Se trata de ocho mujeres, una de ellas muy joven, y 31 hombres. Esta tragedia recuerda un caso parecido ocurrido en junio de 2000, cuando 58 migrantes clandestinos chinos fueron encontrados muertos por asfixia en un camión cerca del puerto de Douvres, en el sur del país.

Representantes de la embajada de China tenían que desplazarse el jueves al lugar, a unos 30 kilómetros al este de Londres, según las autoridades chinas.

El miércoles, la policía británica fue alertada del descubrimiento de un camión con cadáveres en su interior una zona industrial en la localidad de Grays.

Lea además: Protestas en Hong Kong: quién es Chan Tong-kai, el sospechoso del brutal crimen tras la ley de extradición que desencadenó las manifestaciones

Desde entonces se puso en marcha una investigación para aclarar las circunstancias de estas muertes, que ya provocaron llamamientos al gobierno para que se refuerce la lucha contra las redes de migración clandestina, que usan métodos muy arriesgados e inseguros para evadir los controles.

La noche del miércoles al jueves, la policía británica registró tres propiedades en Irlanda del Norte. El conductor del camión, un norirlandés de 25 años, está detenido desde el miércoles y es objeto de una investigación por asesinato, según la policía.

Puede interesarle: Chilenos mantienen protestas a pesar de las disculpas del presidente y de las reformas anunciadas

Según la prensa británica, se trata de Mo Robinson, habitante de Portadown, en el condado de Armagh, donde se llevaron a cabo los registros en las últimas horas. La policía no quiso confirmar esta información.

«Vender sueños»

a policía empezó las tareas de identificación. «Nuestra prioridad numero uno es preservar la dignidad de las 39 personas que murieron y asegurarnos que podremos aportar las respuestas a sus familiares», dijo en un comunicado. En el lugar del macabro hallazgo, en Grays, el jueves la zona seguía acordonada.

En el ayuntamiento de Thurrock, de donde depende Grays, se dispuso un libro de condolencias. «Que Dios proteja estas preciosas almas», «un día muy oscuro», «que se haga justicia», se podía leer entre los mensajes. En Grays, «todo el mundo sonríe, se saluda por la mañana», declaró a la AFP Rashda Imran, una vecina de 40 años. «¿Cómo la gente puede ser tan mala?», se pregunta sobre los traficantes de personas. «Venden todos estos sueños sobre nuestro país».

Un taxista local explicó a la BBC que había visto cómo camiones dejaban a migrantes a esta zona: «No hablan inglés, te pasan un teléfono, alguien al otro lado de la línea te pide que los lleves a una dirección, normalmente hacia Londres».

Investigación «compleja y larga»

El jueves, las autoridades se concentraban en saber qué itinerario siguió ese camión antes de llegar a las afueras de Londres. Según la policía británica, el remolque del camión llegó aproximadamente a las 11:30 de la noche del lunes (hora local) a Purfleet, un puerto del Támesis, procedente de Zeebruges, en Bélgica, mientras que la cabina del camión que remolcó el contenedor partió de Irlanda del Norte.

La fiscalía federal belga confirmó que el contenedor del camión había «pasado por Zeebruges el martes 22 de octubre». «Por ahora no sabemos cuándo entraron las víctimas en el camión y si fue en Bélgica», dijo la Fiscalía.

Lea también: Elecciones en Bolivia: Carlos Mesa acusa a Evo Morales de ser el «protagonista de un golpe de Estado» y llama a continuar las protestas

Las autoridades búlgaras también confirmaron la matrícula del vehículo en Bulgaria en 2017, pero aseguraron que el vehículo no había regresado al país desde entonces. «No hay conexión con nosotros, sólo con las matrículas», declaró el primer ministro búlgaro Boyko Borissov, en la televisión local.

El jefe del gobierno británico, Boris Johnson, se declaró «horrorizado por este trágico acontecimiento». «Todos los traficantes de seres humanos deberían ser perseguidos y procesados», dijo en el Parlamento.

Según la Agencia Nacional de lucha contra el Crimen (NCA, según sus siglas en inglés), el número de migrantes que entran clandestinamente al Reino Unido en contenedores y camiones ha aumentado desde hace algunos años. En informes recientes, la NCA lamentaba la «utilización creciente de métodos para hacer entrar clandestinos cada vez más arriesgados», principalmente desde el puerto de Calais, en Francia, desde Zeebruges o por el túnel de La Mancha.

Lea también: Donald Trump ordena levantar sanciones contra Turquía tras acuerdo sobre expulsión de los kurdos en Siria

Este caso recuerda al ocurrido en Austria en 2015, cuando 71 migrantes fueron hallados muertos por asfixia en el compartimento herméticamente cerrado de un camión abandonado en una carretera.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: