JC Ramírez a su tercera apertura con los Tomateros en México

Mientras JC lanza para 2.45, el costeño Cheslor Cuthbert bajó su promedio a .267 al estar sin hit en sus pasados cuatro partidos en México.

JC Ramírez tiene balance de 1-0 y efectividad de 2.45 en dos salidas con los Tomateros de Culiacán en México. LA PRENSA/FOTO CORTESÍA DE LOS TOMATEROS DE CULIACÁN

El bigleaguer nicaragüense Juan Carlos Ramírez, quien lleva una hilera de 10 innings sin permitir carrera en la Liga Mexicana del Pacífico, sube a la colina del estadio de los Tomateros de Culiacán, la noche de este viernes (8:35 p.m.) para enfrentar a los Mayos de Navojoa.

Esta será la tercera salida del espigado tirador pinolero que actualmente es un agente libre en busca de equipo en las Grandes Ligas. JC salió sin decisión en su debut ante los Venados de Mazatlán, que le hicieron tres carreras en la primera entrada, y caminó seis episodios sin admitir anotaciones en su segunda aparición, de nuevo contra Mazatlán.

Después de ese titubeante arranque del primer juego, JC se enderezó por completo y lo tiene metido en una racha de ceros que le sirven para registrar una efectividad de 2.45 en 11 entradas, la cual es muy buena para este circuito dominado por la ofensiva. Tiene balance de 1-0, con 10 hits en contra, dos boletos y tres ponches. El rival del nica será el estadounidense Peter Tago, quien tras fallar en su intento por llegar al Big Show, se maneja en ligas independientes.

JC solamente estará solamente un mes con los Tomateros y su objetivo es continuar su recuperación de la cirugía Tommy John, específicamente en la velocidad de sus lanzamientos. En los últimos años ha ganado mucha experiencia y ahora tiene un repertorio más amplio de disparos, pero necesita recuperar su principal arma, una poderosa bola rápida.

Cheslor Cuthbert bajó un poco su voltaje con los Yaquis en México. LA PRENSA/CORTESÍA YAQUIS DE CIUDAD OBREGÓN

Cheslor baja a .267

Mientras tanto, la noche del jueves, Cheslor Cuthbert se fue en blanco en tres turnos, incluyendo un ponche, en la derrota de los Yaquis de Ciudad Obregón 2-0 ante los Algodoneros de Guasave y el costeño bajó su promedio de bateo a .267, al seguir parqueado en ocho hits, pero ahora en 30 visitas al plato.

Cheslor, que estuvo de quinto bate y tercera base de los Yaquis, no ha pegado de hit en los recientes cuatro partidos y 14 turnos al bate, luego de violento inicio de temporada en el cual acumuló ocho cohetes en 16 oportunidades y tenía promedio de .500. En total lleva cuatro dobles, un jonrón, cinco anotadas, cuatro remolques, cuatro bases y siete ponches.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: