Las claves de Flavio Da Silva para sacar del descenso al Diriangén

Los diriambinos pasaron de estar en el sótano de la clasificación a ocupar el quinto y penúltimo lugar de clasificación a la siguiente etapa desde la llegada del técnico brasileño

Víctor Parrales y Abner Acuña marcadores dos goles de buena ejecución el miércoles ante Ferretti. LAPRENSA/ JADER FLORES

Es otro equipo, los mismos jugadores. La mentalidad cambió, su juego también. El Diriangén enterró el cadáver de equipo de las fechas anteriores desde la llegada del brasileño Flavio Da Silva, quien acumula cinco partidos consecutivos sin perder —cuatro victorias y un empate— dejando en el pasado su peor inicio en los últimos 50 años.

Los diriambinos pasaron de estar en el fondo de la clasificación a ocupar el quinto y penúltimo lugar de clasificación a la siguiente etapa del Torneo de Apertura en 13 jornadas. Da Silva logró transformar el equipo en poco tiempo aunque el mérito se lo da a los jugadores.

«Es un equipo que tiene buenos jugadores que juegan dos posiciones y eso hace que tengan una buena movilidad en la cancha. Tocamos el balón con un objetivo claro para llegar al gol, con balance y orden, jugando muy colectivamente», asegura el estratega.

¿Qué le dijo cuando llegó para cambiar esa mentalidad?
Cuando llegué pedí a Dios sabiduría. No hice aquello o lo otro. Ni magia. La clave es Dios, no le pedí victorias ni dinero sino sabiduría para el proyecto. No tengo como precisar las cosas que he dicho para llegar a los jugadores, ellos han creído en ellos mismos, no en mí, y se aplicado a la metodología del entrenamiento y el sistema juego, si se fijan hay una diferencia de como se jugaba antes.

¿Con qué compromiso o objetivo lo trajeron?
La idea era sacar al equipo de descenso, que era una situación incómoda, teníamos que pelear salir de ahí porque Diriangén es un equipo grande. No puede estar ahí. Nos fuimos preparando partido a partido, primero Madriz y después Ocotal, así las cosas vinieron saliendo. Agradezco mucho a las personas que dieron la oportunidad de regresar a Nicaragua, un país que aprecio mucho y amo.

¿Para dónde apunta ahora?
Pienso que Diriangén viene en una creciente. Mostró que puede llegar más arriba, entonces soñar no cuesta nada, entonces queremos llegar arriba y ser campeón. La meta es clasificar entre los seis, y después ir juego a juego. Puede ser que el sábado no funciona lo que entrenamos, pero la meta es trabajar para meterse entre los seis, llegando ahí podemos pelear.

¿Cuál es su mayor preocupación?
Lo que me preocupa es que el equipo siga jugando bien y no nos inflemos por lo que pasa. No podemos ser conformistas. Contra Managua jugamos bien, ante Ferretti lo hicimos bien y ganamos. La idea es no perder la filosofía. El equipo toca el balón, juega para ganar, sino lo logramos en esta fecha seguiremos trabajando.

Jornada 14

Sábado: Managua FC vs. Madriz en el Estadio Nacional y Real Estelí vs. Ferretti en el Independencia, ambos a las 7:00 p.m.

Domingo: Diriangén vs. Juventus en Diriamba y Chinandega FC vs. Municipal Jalapal en León, ambos a las 3:00 p.m. Las Sabanas vs. CD Ocotal a las 6:00 p.m., en Somoto.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: