BCN rebaja la tasa de deslizamiento del córdoba frente al dólar: de 5% a 3% anual después de 15 años sin variación

La decisión fue adoptada por el Consejo Directivo del Banco Central, que informó que "esta tasa comenzará a aplicarse y publicarse en la tabla mensual del tipo de cambio a partir del 1 de noviembre de 2019".

En los últimos cinco años, la suma de ambos indicadores —crecimiento e inflación— se ha mantenido entre el 7 y 11 por ciento. LA PRENSA/ARCHIVO

El Banco Central de Nicaragua anunció que a partir de noviembre de este año la tasa de deslizamiento anual cambiará de 5 por ciento a 3 por ciento, lo que implicará que el proceso de devaluación del córdoba se desacelere frente al dólar en momentos que el tipo de cambio ya roza los 34 córdobas por dólar en el sistema financiero nacional.

La decisión fue adoptada por el Consejo Directivo del Banco Central, que informó que «esta tasa comenzará a aplicarse y publicarse en la tabla mensual del tipo de cambio a partir del 1 de noviembre de 2019».

Lea además: Devaluar el córdoba sería inevitable en abandono de régimen cambiario

Según el BCN esta decisión  «se adopta en el contexto de un marco de política macroeconómica e indicadores adecuados, que incluyen: (i) balance en las finanzas públicas; (ii) superávit en la cuenta corriente de la balanza de pagos (iii) adecuado nivel y cobertura de reservas internacionales; y (iv) estabilidad en el sistema financiero. La reducción del deslizamiento ayudará a recomponer el gasto agregado de toda la economía nacional al reducir costos y mejorar el poder adquisitivo de los salarios».

La rebaja de la tasa de deslizamiento anual es una propuesta de vieja data, que el régimen de Ortega en momentos de una fuerte contracción del consumo interno como consecuencia del impacto de la recesión decidió echar mano lo que también deberá tener un impacto positivo en la inflación.

La última vez que se tocó la tasa de deslizamiento fue en 2004, en el gobierno de Enrique Bolaños, cuando esta pasó de seis a cinco por ciento. Pero antes, en el 2000 la tasa de deslizamiento pasó de 10 por ciento a seis por ciento.

¿Cómo afectará los precios? Según economistas dado a que la mayoría de la economía y los servicios están dolarizados, generalmente cada año estos se revalorizaban cinco por ciento (que es la tasa de deslizamiento antes del ajuste), lo que impactaba los salarios.

Le puede interesar: Devaluación ahoga a nicaragüenses

«De acuerdo con el la inflación doméstica es igual a la tasa de deslizamiento más la tasa de inflación internacional. Debido al grado de dolarizacion de la economía, al reducirse la tasa de deslizamiento, considera que se reducirá la tasa de inflación», explica uno de los economistas, que prefiere no ser citado.

En otras palabras, ahora el ritmo de ajuste será del tres por ciento, lo que dará un leve respiro a los erosionados salarios que han sido golpeados por los duros ajustes fiscales que el régimen orteguista ha implementado para hacer frente a la caída de sus ingresos.

Además la tarifa eléctrica se ha incrementado más de un 16 por ciento en lo que va del año, así como los combustibles- un negocio dominado por allegados a la familia presidencial- mantienen una tendencia al alza.

«Dada la contracción de la demanda interna y la restricción monetaria, es muy probable que la tasa de inflación se reduzca y sea muy baja. Si la inflación baja mucho se mejorarían los salarios reales y el consumo», explica uno de los economistas.

Los que tienen préstamos en dólares y reciben salarios en córdobas también sentirán un ligero alivio, dado a que se desacelera la devaluación del córdoba frente al dólar, es decir requerirán menos córdobas para adquirir un dólar, que si la tasa de deslizamiento fuera del 5 por ciento.

El riesgo potencial para depósitos en dólares

No obstante, el economista señala que esta medida de cambio en la tasa de deslizamiento puede tener un impacto negativo en los depósitos con mantenimiento de valor o en dólares al convertirse en córdobas si al final la inflación resulta ser mayor que la tasa de deslizamiento.

«El problema potencial podría ser que si por cualquier motivo la tasa de inflación resulta estar por encima de la tasa de deslizamiento, los depósitos con mantenimiento de valor o en dólares al convertirse a córdobas verían erosionado su valor real por la diferencia entre la tasa de deslizamiento y la tasa de inflación», indica.

Lea: BCN: no hay control del dólar

Sobre las finanzas públicas, el economista indicó que esta rebaja también mejorará el pago de la deuda externa y externa dolarizada.

«La expresión en córdobas del pago de la deuda externa y de la deuda interna dolarizada , en el Presupuesto, se reduciría, mejorando las cuentas fiscales, de la misma manera en que una devaluacion las empeoraría al incrementar la expresión en córdobas del servicio de la deuda», precisa.

Impactarán los ajustes de los pensionados

Serán las pensiones una de las más afectadas por la decisión del BCN de bajar la tasa de deslizamiento. En noviembre las pensiones de más de 200 mil se ajustan conforme a la tasa de deslizamiento.

«Las pensiones estaban a punto de reajustarse al 5% en correspondencia al deslizamiento de 2019 y ahora el ajuste sera solo del 3%», recordó.

También  los más de 180 mil trabajadores del Estado  de hoy en adelante cuando se restablezca el ajuste que reciben cada año ya no será del 5 por ciento, sino tres por ciento. El Estado decidió este año no dar ese ajuste y el próximo año no está contemplado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: