La lucha de las mujeres para sobrevivir a la crisis sociopolítica en Nicaragua

Las mujeres en Nicaragua han tenido que emprender para poder sobrevivir a la crisis económica que ha impactado el empleo y la estabilidad familiar. Estas son las experiencias de algunas emprendedoras que luchan para salir del desempleo

Adela Bustos, tuvo que emprender después de haber perdido su empleo. LAPRENSA/ARCHIVO

Ena Castellón trabajó por 25 en una compañía farmacéutica, que debido a la crisis sociopolítica en diciembre pasado cerró operaciones y ella pasó a engrosar el mercado de los sin empleos. Después de tres meses decidió emprender y fue así que creo Arte Natural, un negocio dedicado a la comercialización de jabones, exfoliantes, cremas humectantes y lociones naturales, con el que está buscando cómo sobrevivir a la debacle económica, que ha dejado a miles sin empleo.

“Exactamente en marzo comencé este negocio, ha sido una experiencia muy bonita, mi hija que estudio marketing me ha apoyado, pero realmente ha sido difícil emprender en tiempo de crisis, yo antes intenté buscar trabajo, pero me ofrecían un salario muy bajo, entonces tuve que emprender, creo que me había acomodado”, relata Castellón, que participó ayer en el congreso Mujer Resiliente, que se realizó en la Cámara de Comercio y Servicio de Nicaragua (CCSN).

Lea también: Pymes sobreviven a una estrepitosa caída en sus ventas como consecuencia de la crisis

Durante el encuentro empresarial se destacó las capacidades de las mujeres para reinventarse y su importancia para fortalecer su salud, relaciones familiares, proyectos y emprendimientos.

Adela Bustos es otra mujer que le tocó reinventarse en medio de la crisis, ya que después de trabajar por más de cinco años en un medio de comunicación también fue despedida y tuvo que hacer lo que nunca imaginó: “emprender”.

Lea además:Reforma fiscal asfixiaría a empresarias nicaragüenses

“Yo inicié este negocio en septiembre del año pasado, después que en mayo pasara a la lista de desempleados, yo era editora de un medio de comunicación y realmente nunca me pasó por la cabeza poner un negocio hasta que quedé sin trabajo, pero gracias a Dios me ha ido bien, a pesar que es mi primera experiencia”, expresó Bustos, quien ahora se dedica a la venta de zapatos y fajas de cuero, bisuterías, lazos y diademas.

Carmen Hilleprandt, presidenta de la CCSN manifestó que el congreso “mujeres resilientes” destaca cómo mujeres han salido adelante después de enfrentarse a momentos muy difíciles, como la detección de cáncer, la discapacidad de un hijo, la pérdida de empleo, entre otras cosas.

“Además que se dieron varias charlas y testimonios, están participando los emprendedores de la cámara, porque la idea es apoyar en todo, la resiliencia es enfrentar la adversidad, es como vos tenés la fortaleza para enfrentar los retos que se te presentan en la vida”, dijo Hilleprandt.

Puede interesarle:«Verme sin cabello, sin cejas, sin pestañas… Mi hijo me decía no te me arrimés mamita que te tengo miedo así»

Mujeres fuertes

En el congreso se presentó Patricia Lindo, quien contó su testimonio de cómo sobrevivió dos veces al cáncer y como le cambió su forma de pensar y de apreciar la vida y su mismo entorno.
“Soy Patricia Lindo, tengo 62 años y soy sobreviviente de cáncer, mi hermana falleció de cáncer y yo a los 33 años me enfrenté a la misma situación, pero salí adelante con mucho amor y la oración”, dijo.

Por su parte Ruth Elizondo, tesorera de la Junta Directiva de Los Pipitos, contó lo difícil que fue aceptar que sus gemelos habían nacido con síndrome de down y como la vida misma la había preparado para afrontar ese reto.

“Mi vida ha sido un doctorado de resiliencia, donde la vida misma me ha preparado, he pasado por muchas situaciones difíciles, pero de cada una he aprendido algo”, sostuvo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: