Niño de 18 meses de edad muere quemado en un barrio de Managua

El menor resultó con graves quemaduras en su cuerpo el lunes tras un incendio ocurrido en su casa ubicada en el barrio Laureles Norte. Falleció este martes en el Hospital Alemán Nicaragüense

Autoridades policiales y bomberos llegaron hasta el barrio para realizar las investigaciones y determinar la causa del siniestro. HOY/Perla Gutiérrez

El menor de año y medio de vida que la noche de este lunes resultó con graves quemaduras en su cuerpo tras un incendio ocurrido en su casa ubicada en el barrio Laureles Norte, falleció la mañana de este martes en el Hospital Alemán Nicaragüense.

Peritos del Instituto de Criminalística y Ciencias Forenses llegaron junto a la Dirección General de Bomberos hasta el lugar de la tragedia, para realizar las respectivas investigaciones y así determinar la causa exacta del siniestro que le arrebató la vida al menor.

De acuerdo con vecinos del lugar, que también participaron en el rescate del pequeño, la madre trabaja en una casa a pocos metros de donde habita y decidió ir a cargar su celular donde sus jefes, dejando al niño dormido con unas velas encendidas, pues en su vivienda no había energía. Una de las velas se habría caído, dando inicio al siniestro.

Lea También: Fiscalía acusa a hombre de 60 años de manosear a su vecina de 8 años

“Las llamas nos alertaron. Gracias a Dios el portón principal estaba abierto, solo tuvimos que forzar la puerta de la casa, logramos sacar al niño porque Dios nos dio la fortaleza y de inmediato lo trasladamos al Hospital Alemán. Lamentablemente, no pudo sobrevivir”, mencionó Carlos Doña, vecino. La madre del niño tenía 7 meses de trabajar en la capital, pues es originaria de Siuna.

Puede interesarle: 20 años de prisión al hombre que intentó matar a navajazos a su expareja en el barrio El Recreo en Managua

“Los jefes tienen una finca en El Timal.  Ella laboraba en el campo conmigo, pero porque su niño estaba pequeño, fue que decidieron que se viniera a Managua. Hacía sus cosas y siempre estaba pendiente de él. Lamentablemente las desgracias pasan en minutos”, lamentó un compañero de trabajo de la madre.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: