«Cada año se pierde en bosques un área similar al tamaño de Grecia o Nicaragua», advierte la plataforma Tree-Nation

En Nicaragua, durante una década; de 2005-2015, el territorio ha perdido más de un millón de hectáreas de bosque, según los resultados del Atlas Cobertura Forestal y Deforestación en Nicaragua (1969-2015).

El planeta necesita, según Tree-National, plantar 4 mil millones de árboles al año, durante los próximos 10 años, solo para revertir la deforestación que se ha causado en la última década. Foto: La Prensa / Cortesía

La plataforma de reforestación Tree-Nation reveló que, aproximadamente, el 17% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), uno de los mayores responsables del cambio climático, es producto de la deforestación, misma que a cada minuto representa la destrucción de una superficie forestal equivalente a 36 campos de fútbol.

Esa destrucción forestal que se registra a cada minuto en el planeta, según Tree-Nation, se traduce a más de 13 millones de hectáreas de superficie forestal perdidas al año, es decir, «un área similar al tamaño de Grecia o Nicaragua».

En Nicaragua, durante una década; de 2005-2015, el territorio ha perdido más de un millón de hectáreas de bosque, según los resultados del Atlas Cobertura Forestal y Deforestación en Nicaragua (1969-2015), presentado por el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena).

Una de las zonas del país que ha sido golpeada por la deforestación es el Caribe Sur, según el reporte de 2005, entre bosque latifoliado abierto y latifoliado cerrado, que abarcaba 1 millón, 090 mil hectáreas, se redujo a 823 mil 230 hectáreas en el 2015. En total, en diez años este tipo de bosques perdió 267 mil 140 hectáreas, según los datos del Atlas.

La plataforma señala que solo un ser humano emite una media de 9 toneladas de CO2 al año, de lo cual un solo árbol es capaz de limpiar hasta 250 kilogramos de este CO2, durante su vida útil. Es por ello que destacaron que «los árboles ejercen de pulmón del planeta, absorbiendo el CO2 de la atmósfera, reteniendo el carbón y liberando oxígeno».

Lea También: Nicaragua ha perdido en una década más de un millón de hectáreas de bosque

«Con cada árbol que se destruye no solo estamos emitiendo más CO2 a la atmósfera, sino que estamos agravando la situación al suprimir uno de nuestros mayores aliados en la lucha contra el cambio climático», advierte la organización ambientalista en su misiva.

El fundador y director de Tree-Nation, Maxime Renaudin, insistió en que, mientras continúe la deforestación, «no podemos pretender ganar la lucha contra el cambio climático. Los árboles son 100 veces más baratos que la otra solución descubierta hasta la fecha para almacenar CO2. Más allá de la retención del carbono y liberación del oxígeno a la atmósfera, los árboles aportan otros numerosos beneficios ambientales y sociales, y lo más importante, son un recurso natural que crece por sí solo y que no requiere de la explotación de otros recursos para su producción».

Planeta urge reforestación

Según Tree-Nation, el planeta necesita unos «4 mil millones de árboles al año, durante los próximos 10 años, solo para revertir la deforestación que se ha causado en la última década».

Lea También: Deforestación es el principal problema tema ambiental en Nicaragua

La propuesta internacional de Tree-Nation para plantar árboles y compensar el CO2 que se emite a la atmósfera es unificar iniciativas de reforestación de todo el mundo en una única plataforma, con el fin de facilitar la participación de ciudadanos, empresas y plantadores.

Actualmente, la plataforma de Tree-Nation cuenta con 70 proyectos de plantación ubicados en 33 países, en los que han participado más de 118,000 ciudadanos y 1.500 empresas.

“Los árboles abordan algunos de los problemas más peligrosos que afronta nuestra generación: contaminación, extinción de especies, cambio climático, desertificación, deforestación, inundaciones, pobreza, desnutrición e incluso virus mortales. Para muchos de estos problemas, plantar árboles es una parte crítica de la solución y nosotros, como individuos o empresas, podemos poner nuestro granito de arena en la lucha por un futuro más sostenible”, recomendó Renaudin.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: