Nicaragua y la Iglesia Católica sufren «estado de sitio»

"Creo que la feligresía y los amantes de la libertades públicas deberíamos movilizarnos hacia Masaya y ayudar los feligreses que entren a la iglesia”, dijo Humberto Belli, exministro de Educación

Masaya

Iglesia San Miguel Arcángel de Masaya se encuentra sitiada por antimotines de la Policía Orteguista. LA PRENSA/Roberto Fonseca

El cerco de la Policía Orteguista (PO) a la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya y el asedio al padre Edwin Román y madres en huelga indefinida en demanda de libertad  de sus presos políticos, es visto por el sociólogo y exministro de Educación, Humberto Belli Pereira, como una  especie de “estado de sitio», que ejecuta el gobierno del dictador Daniel Ortega, en su escalada de violencia, amenazas y violaciones a los derechos humanos.

La represión de régimen ha dejado su reciente saldo oscuro: 13 jóvenes detenidos, varios periodistas golpeados, servicios de agua y luz  cortados, y la retención temporal de funcionarios de derechos humanos que buscaban constatar in situ las graves agresiones del régimen.

Lea: OEA condena asedio y hostigamiento a familiares de presos políticos en la iglesia de San Miguel de Masaya

En su desesperación, ahora han implementado la colocación de retenes policiales — como si fuese un «zona de alto peligro» — lo cual recuerda la represiva época de la guardia somocista (GN) previo a la insurrección (1977), cuando Somoza declaró el estado de sitio, la ley marcial y la censura.

El padre Edwin Román, quien está a cargo el templo, hizo un llamado a los medios y comunidad internacional sobre estas graves violaciones cometidas contra las madres de presos políticos y la libertad de culto.

“Parece que el cerco internacional que tiene Ortega, su problema económico interno con el presupuesto y los hechos de Bolivia están produciendo una histeria y paranoia entre las filas gubernamentales que están actuando de una forma agresiva, irracional que lo está terminando de perjudicar a ellos mismos”, sostiene Belli Pereira.

Lea además: Fiscalía presentó acusación contra los 13 miembros de la UNAB detenidos en Masaya

El cerco de la Policía Orteguista (PO) y de antimotines a la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya donde se encuentran las madres en huelga por la libertad de sus familiares, abarca cinco retenes colocados en sus alrededores impidiendo el paso vehícular y realizando control peatonal. LA PRENSA/Jader Flores

Lo cual viene a ser un claro indicador de que la historia de represión tiende a repetirse en Nicaragua porque, “vivimos en un estado de sitio, donde no hay garantías de los derechos individuales y constitucionales y se viola la Constitución de la República de Nicaragua”, agregó.

Asimismo sostuvo que el gobierno Ortega-Murrillo, “ha suspendido, de hecho, el derecho a la libre movilización y libertad de culto”, y que sin «mediar un estado de sitio, impunemente por la vía de hecho está imponiendo el estado de sitio, y viola los derechos de los nicaragüenses sin dar ninguna explicación”.

Lea tambien: Daniel Ortega amenaza con guerra para evitar el mismo destino de Evo Morales

“Pero lo más grave es que hayan también asaltado la entrada al templo. Eso no se había visto ni siquiera en los años ochenta cuando hubo bastante represión contra la iglesia donde se expulsaron a algunos sacerdotes y habían campañas virulentas a los medios; sin embargo este cerco contra la iglesia e impedir culto es algo nuevo”, alertó.

«Deberíamos movilizarnos hacia Masaya»

Sobre la necesidad de solidarizarse con el padre Román y las madres de presos políticos en huelga que llevan el tercer día de protesta, comentó que gobierno de España, en un comunicado dado a conocer en el Twitter, protestó ante el cerco y exigió al gobierno de Ortega respeto a los derechos humanos.

“El gobierno de España solicita el levantamiento inmediato del asedio policial al que están sometidos en dicha iglesia el párroco y los fieles que le acompañan”, dice en una de sus partes la nota del Ministerio de Asuntos Exteriores del país europeo.

“Ojala que esa reacción se multiplique y tengamos los nicaragüenses a lo interno una mayor movilización y no esperarlo todo desde afuera. Creo que la feligresía y los amantes de la libertades públicas deberíamos movilizarnos hacia Masaya y ayudar los feligreses que entren a la iglesia, para que esté presente la protesta en ese lugar”, destacó.

El cerco de la Policía Orteguista (PO) y de antimotines a la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya  abarca cinco retenes colocados en sus alrededores impidiendo el paso vehícular. LA PRENSA/Jader Flores

Asimismo instó a grupos de la Unión Nacional Azul y Blanco, cámaras empresariales, Ciudadanos por la Libertad y Acción Cívica, hagan acto de presencia en apoyo al padre Edwin Román y las madres.

Recordó que sectores de la sociedad civil, empresarios, opositores y de la iglesia Católica se han convertido en el blanco de la ira del dictador.

Para el analista «Ortega es una fiera herida» que está dando señal de debilidad, angustia, amargura, porque se siente solo, y porque sabe que el pueblo está en contra de ellos, y porque además sabe en su inconsciente que sus días están contados.

Nicaragua otra vez en el “ojo del huracán”

La reciente renuncia de Evo Morales, ha generado temor en Ortega quien lleno de odio virulento declaró en una reunión del ALBA que al perderse la confianza en las elecciones el derecho de los pueblos es “buscar las armas para tomar el poder por la vía revolucionaria”. Morales, acusado de fraude electoral buscaba el cuarto mandato presidencial.

Las declaraciones  bélicas de Ortega podrían verse como “un llamado a los mismos nicaragüenses, de que si se nos cierran las puertas electorales en 2021 tengamos derecho a levantarnos en armas”, reflexionó Belli Pereira.

Luego cuestionó que quien ha cerrado la vida electoral es el mismo dictador, y lo que ha dicho es una “tremenda estupidez”, ya que le dice a la oposición: “levántense contra nosotros porque nosotros cerramos las puertas electorales”. Lo cual es un boomerang contra ellos mismos.

Rosario Murillo: “Que no se atrevan a tocar este modelo de amor cristiano»

A esta escalada de violencia armada, amenazas y violaciones a los derechos humanos, también su papel de corifeo, Rosario Murillo, vicepresidenta sancionada por Estados Unidos por corrupción y violación de derechos humanos.

Contradictoriamente —  en declaraciones a sus medios —  volvió a levantar su «modelo de cristianianismo, reconciliación y paz», mientras lanzó sus epítetos al mandar su mensaje a los que llamó «miserables”: “Que no se atrevan a tocar este modelo de amor cristiano de convivencia armoniosa, de reconciliación, que no se atrevan a jugar con la paz”.

Le puede interesar: Guerra, balas y muerte. La demencial campaña de terror de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua

Mientras continúan sus virulentos ataques y cerco policial a la iglesia católica, Murillo anuncia en sus medios la realización de 43 altares en la Avenida de Bolívar a Chávez. Y siguiendo su modelo de Navidad eterna su gobierno gasta millones en adornos navideños que ha colocado en las rotondas en busca de dar una imagen de “navidad, paz y reconciliación”.

“¡Esto es de Ripley, es orweliano y digno de una novela de García Márquez!. Una persona que destila odio por los cuatro poros, que mientras lanza toda una letanía de insultos a toda la oposición habla de amor y paz al mismo tiempo. Es una  ¡hipócrita!, y ni siquiera disimula la contradicción flagrante en la que incurre… Lo que hace en el fondo es promover el odio y la violencia», comentó Belli Pereira.

Luego se interrogó: «¿Cómo una persona que promueve el odio habla de cristianismo? «Es una hipocresía y un fariseísmo insoportable?», se contestó. “¿No se hasta donde vamos a llegar?”,  se volvió a preguntar indignado y recordó las masacres del año pasado.

Por lo que hizo un nuevo llamado a todos los católicos para que salgan en defensa de sus sacerdotes, templos, de la libertad de culto y derechos religiosos en Nicaragua.

“Están llamándonos a las calles. Tenemos que ser valientes y volvernos a tomar las calles con todo y policías, aunque nos maten”, instó en analista pero desde la opción de la lucha cívica y activa.

Sin embargo este dogma puede cambiar, cuando se cierran todas las puertas y los gobiernos se vuelven brutalmente represivos, y ni siquiera la lucha cívica y la presión pacifica tiene mella en ello, «entonces empujan inevitablemente a la población a considerar otras vías que en ciertas circunstancias de la vida pueden ser legítimas más moralmente”.

Al respecto explicó que la iglesia católica en su doctrina sobre la guerra, la paz y el uso de la violencia, considera que hay situaciones límites en tiranías prolongadas que pueden justificar el recurso de las armas.  “Ojalá que no lleguemos a ese extremo, pero tampoco debemos cerrarlo completamente”, valoró.

La  compleja crisis que se vive en Nicaragua, debería encaminarse hacia la coexistencia pacífica, la justicia sin impunidad, el estado de derecho, elecciones  transparentes y la no reelección de regímenes dictatoriales.


Un nuevo Servicio Militar Obligatorio haría estallar el país en pedazos

— En la década de los ochenta se vivió una guerra horrorosa. ¿Cree que el gobierno podría instalar otra vez el Servicio Militar Obligatorio?

— El frente sandinista y el orteguismo como tradición política han sido sumamente violentos. El partido lleva en su DNA, la violencia, la fuerza.

Lea además:  Reaparece Juan Carlos Ortega Murillo. Esta vez arremete contra la OEA y la llama «enemiga de la democracia»

Siempre han tenido un culto a las armas. Han hecho monumentos a guerrilleros, al fusil AKA. Es un partido que ha glorificado la violencia, ha glorificado los tiros. Jamás han glorificado la paz, el amor a la vida y respeto a los derechos humanos. La fuerza bruta es lo que los sostiene hoy día.

En cuanto al Servicio Militar Obligatorio no creo que osen a eso. En primer lugar, porque no hay una oposición armada al gobierno; y  día que ellos quisieran ponerlo, aquí estalla en país en cuatro pedazos. Eso no lo va a tolerar el pueblo nicaragüense.


 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: