Policía Orteguista asedia con técnica canina la casa del doctor que atendió a las madres que realizaban huelga de hambre en la Catedral de Managua

José Luis Borgen, miembro de la Unidad Médica Nicaragüense, denunció este jueves que había sido secuestrado por sujetos desconocidos por 24 horas

josé luis borgen

Un equipo de la CPDH se hizo presente a la casa del doctor Borgen Rayo y constató que él junto a su familia abandonaron el lugar. LA PRENSA/CORTESÍA

El doctor José Luis Borgen Rayo y su familia se vieron obligados a abandonar su casa, ubicada en la Unidad de Propósito, luego del asedio que sufre desde hace ocho días por parte de la Policía Orteguista (PO). A primera hora de este viernes la policía nuevamente se hizo presente, pero, esta vez con técnica canina.

Borgen Rayo, que atendió a madres de presos políticos que realizaban huelga de hambre en la Catedral de Managua, denunció este jueves 21 de noviembre que fue secuestrado por más de 24 horas por sujetos desconocidos, y que desde hace una semana sufría constante asedio de la PO. Cuando el doctor cuestionó la vigilancia los oficiales le manifestaron que estaban ahí «para que no siguiera molestando al gobierno».

Un equipo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) se hizo presente en la casa de Borgen Rayo ante las denuncias que hicieron los vecinos, de un posible allanamiento de parte de la policía. Pablo Cuevas, asesor legal del organismo, confirmó que el doctor y su familia no se encuentran en la casa por seguridad.

Lea Además: «Doctor, tuvo mucha suerte. Hay desaparecidos que nunca van a aparecer». Lo que le dijeron los secuestradores al médico José Luis Borgen

«Nos refieren los vecinos que la policía intentó ingresar a la vivienda, llegó hasta al porche, anduvieron con perros que andaban olfateando los alrededores. La camioneta del doctor está donde una vecina y llegaron hasta la camioneta y procedieron a aplicarle la técnica canina», manifestó Cuevas.

«Me manifestaba el doctor Borge, y con toda la razón, que teme que le implanten algún delito, dado que es raro que lleven a perros andar olfateando, normalmente eso lo hacen cuando andan en busca de drogas», refirió Cuevas.

El defensor de los derechos humanos aseguró que la CPDH le dará seguimiento al caso de Borgen Rayo ya que considera «que hay una actitud manifiesta de las autoridades de provocarle alguna situación incómoda hasta de privarlo de su libertad».

Puede interesarle: Familiares de presos políticos fueron detenidos por la Policía Orteguista cuando se dirigían a Masaya a dejar agua a la parroquia San Miguel Arcángel

El doctor Borgen Rayo brindó atención a las madres que realizaron una huelga de hambre en la Catedral de Managua. LA PRENSA/CORTESÍA

Perseguido por denunciar al régimen

Borgen Rayo es especialista en urología. En agosto de 2018 fue despedido del Hospital Antonio Lenin Fonseca por no estar de acuerdo con las orientaciones de las autoridades y denunciar las violaciones a los derechos humanos del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Desde entonces, el especialista ha participado en marchas y manifestaciones en contra de la dictadura de Nicaragua, actualmente es miembro de la Unidad Médica Nicaragüense (UMN).

Lea también: Turbas orteguistas regresan la Catedral después de violentas arremetidas contra madres en huelga de hambre

El médico especialista brindó acompañamiento a las madres de los presos políticos que realizaron una huelga de hambre en la Catedral Metropolitana de Managua, el pasado lunes 18 de noviembre. Abandonó el lugar junto al grupo de madres cuando turbas orteguistas ingresaron en la tarde del martes al templo y profanaron el mismo, además de agredir al presbítero Rodolfo López y a la monja Arelys Guzmán.

Horas de haber abandonado la Catedral, sujetos desconocidos lo secuestraron por más de 24 horas, liberándolo el jueves a las cinco de la mañana. «Doctor, tuvo mucha suerte. Hay desaparecidos que nunca van aparecer», fueron las palabras con las que se despidieron los secuestradores de Borgen Rayo, al dejarlo ir.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: