Mitos sobre la economía

Jóvenes estudiantes vinieron a preguntarme si es verdad que somos más ricos en la medida que sube el valor de un bien

Colegio Electoral, Estados Unidos, elecciones

No soy economista, lo que sé de esta ciencia es lo poco que aprendí al estudiar Derecho; sin embargo, he sido político y estudioso, de tal forma que conozco en lo general algo de economía.
Jóvenes estudiantes vinieron a preguntarme si es verdad que somos más ricos en la medida que sube el valor de un bien. Lo preguntaron así: “si mi casa cuesta 10,000 córdobas hoy, ¿soy dos veces más rico que cuando costaba 5,000?”. Pusieron otros ejemplos iguales. Le contesté que eso es un sofisma. No es verdad.

Lo anterior es muy parecido a lo que ocurrió en los años ochenta, cuando el gobernante Frente Sandinista convirtió billetes de diez córdobas en de cien o más por el simple expediente de aumentarle ceros, en este caso no nos hicimos noventa veces más ricos ya que estos resellos sin respaldo lo que provocaron fue una galopante inflación, que es lo que puede ocurrir en el caso primeramente planteado.

Lo mismo ocurriría si promulgáramos una ley en la que se disponga que del 1 de enero del 2020, los precios de todos los productos serán mil veces mayores que el 31 de diciembre del 2019. Mucha gente parece creer que nos haríamos mil veces más ricos y que todos nos volveríamos millonarios.

Recuerdo que en los años ochenta, cuando había billetes resellados hasta por millones de córdobas y cuando ya el capital había alzado vuelo del país, cuando se acabó la clase media, quienes tenían dinero eran las vendedoras de los mercados que manejaban llenas de billetes resellados las bolsas de sus delantales, quedaba muy poca gente a quien quitarle y el gobierno sandinista empezó a perseguir a quienes llamaba “burguesía de delantales”.

El único medio, contesté al estudiante preguntante, de aumentar la riqueza en un país es multiplicar la productividad, acabar con la corrupción y disminuir el tamaño del Estado para eliminar la burocracia, que es un cáncer que devora la economía, todo dentro de un Estado de Derecho que genere confianza para los inversionistas.

El autor es abogado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: