A 47 años de la hazaña de Julio Juárez sobre Cuba: aquí los grandes triunfos de la Selección Nacional

Julio Juárez tiene 74 años de edad, pero cada 3 de diciembre retrocede en el tiempo y se siente como el hombre de 27 que venció 2-0 a Cuba.

Julio Juárez levantado en hombros tras vencer a Cuba el 3 de diciembre de 1972 en el viejo Estadio Nacional. LA PRENSA/ARCHIVO

Julio Juárez tiene 74 años de edad, pero cada 3 de diciembre retrocede en el tiempo y se siente como el hombre de 27 que provocó uno de los mayores impactos en la historia de la Selección  Nacional de Beisbol de Nicaragua, al vencer a Cuba 2-0 en el último día del Mundial Nica de 1972.

Ese es el triunfo más recordado de todos los tiempos en el deporte favorito de los nicaragüenses, porque lo hizo frente al equipo prácticamente invencible de la época, en un torneo Mundial y en casa, el viejo Estadio Nacional. De modo que se reunieron todos los ingredientes para convertir este juego en un momento histórico.

Lea además: Julio Juárez  tocó las estrellas ante Cuba

Juárez tomó el reto de enfrentar a Cuba como una enorme responsabilidad y en lugar a consumirse por la presión, se inspiró para alcanzar la grandeza.

El lanzador derecho  que se distinguía por un milimétrico control y una filosa curva de nudillos, sigue viviendo en el barrio Guadalupe, de León, y en honor a su hazaña presentamos varios de las más sonadas o impresionantes victorias de la Selección Nacional.

La lechada de Porfirio

Cuatro años después de Juárez, Porfirio Altamirano también blanqueó 6-0 a Cuba, en el Mundial de Colombia de 1976. “El Guajiro” permitió 11 hits, pero ninguno de ellos oportunos y superó en el box al estelar tirador antillano Braudilio Vinent, quien no perdía un juego con la selección cubana desde 1970.

Dos días de inspiración

Camino a conquistar una inesperada medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Caracas 1983, Nicaragua venció en días consecutivos a Estados Unidos y República Dominicana. Además de la importancia de estos triunfos, los estadounidenses armaron un equipo de futuras estrellas encabezado por Mark McGwire y en el cual no alcanzaron Barry Bonds y Roger Clemens!

McGwire le pegó jonrón a Adolfo Álvarez en la primera ronda y Estados Unidos le arrebató una victoria a Nicaragua, pero en la segunda vuelta, los nicas con Luis Cano en el box llegaron ganando 9-0 al noveno episodio, cuando los norteamericanos fabricaron cinco anotaciones y tenían las bases llenas, provocando la entrada del zurdo Álvarez para dominar a B.J. Surhoff y poner fin al partido.

Al día siguiente, Julio Sánchez salió a batear de emergente con el juego 5-5 ante República Dominicana y dio un sencillo que fue anulado porque alguien había pedido tiempo. Sánchez fue regresado al cajón de bateo y al siguiente lanzamiento de Mario Marte, desapareció la pelota de jonrón para darle el triunfo 6-5 a Nicaragua y de paso asegurando la medalla.

Moya acabó a Japón

El beisbol amateur tenía dos monstruos en los años 80: Cuba y Japón. Nicaragua sabía que poco se podía pelear ante ellos y reservaba a sus mejores lanzadores para los equipos que en teoría estaban al alcance. Sin embargo, en el Mundial de Cuba en 1984, el estelar Julio Moya recibió la pelota para enfrentar a los nipones y el resultado fue un triunfo 5-4, con un jonrón decisivo de Julio Medina con Cayetano García a bordo en el cierre del juego. Fue la primera victoria pinolera de la historia ante Japón.

Doble reto ante Dominicana

Las barreras del beisbol amateur y profesional se rompieron en 1996. Aquello de que los profesionales no podían jugar en los torneos internacionales quedó atrás y Nicaragua fue desfavorecida porque siempre hemos tenido menos peloteros de Ligas Menores o bigleaguers que el resto de países beisboleros. Por otro lado, los Juegos Panamericanos de Winnipeg en 1999, fue el primer torneo internacional que hizo desaparecer por completo el bate de aluminio. Así que además de enfrentar a profesionales, Nicaragua llegaba con el reto de utilizar el bate de madera.

República Dominicana logró armar un equipo  de jugadores activos en Ligas Menores de las categorías superiores, pero Álvaro López y Diego Sandino se combinaron en la colina para vencerlos 3-2, con un hit empujador de Marlon Abea en el octavo episodio con el juego empatado. Sandino fue el ganador.

Paliza a Estados Unidos

Con el beisbol abierto, Estados Unidos llevó a un equipo de grandes prospectos de Ligas Menores al Mundial del 2005 en Holanda y la respuesta de Nicaragua fue una insólita paliza de 14-2 con ataque de 20 hits y picheo dominante de Oswaldo Mairena, con relevo de Wilton López.

Brian Bannister, quien era el “as” de los norteamericanos, fue bombardeado con ocho carreras en 3.2 entradas. Henry Roa encabezó la ofensiva al irse de 4-3 con tres impulsadas.

Britton brilla ante Puerto Rico

Francisco Lindor era en 2014 el prospecto número uno del beisbol y estaba como short stop y primer bate de Puerto Rico en las semifinales de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014 ante Nicaragua.

Wilton López y JC Ramírez se combinaron para vencer 2-1 a los boricuas en 10 innings. Un triple de Ronald Garth y un hit decisivo de Dwight Britton dieron la victoria. El mismo Britton había empatado el juego con un imparable en el séptimo. JC fue el ganador en feroz relevo final de tres innings y Nicaragua aseguró la medalla de plata en el torneo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: