Ocho países se suman a la declaración de la Unión Europea sobre asedio a iglesias católicas y detenciones en Nicaragua

Los países que se sumaron son Macedonia del Norte, Montenegro y Albania. Y países candidatos: Bosnia y Herzegovina, candidato potencial, e Islandia, Liechtenstein y Noruega.

Daniel Ortega

Daniel Ortega durante una reunión con miembros del Alba. LA PRENSA/CAPTURA DE PANTALLA

Ocho países europeos se sumaron a la declaración sobre Nicaragua emitida el pasado 20 de noviembre por 28 países de la Unión Europea (UE), donde advierten «que quienes socaven la democracia y el estado de Derecho en Nicaragua deberán rendir cuentas».

Lea además: Analistas ven «fracaso monumental» del dictador Daniel Ortega ante Unión Europea

La declaración de la Alta Representante, Federica Mogherini, en nombre de la UE, fue con motivo del asedio policial a la iglesia San Miguel Arcángel, de Masaya, y la detención de 13 personas que llevaban agua a ese templo, para apoyar la huelga de hambre de familiares de presos políticos.

«La detención de más de trece nicaragüenses los días 14 y 15 de noviembre por su apoyo a las personas en huelga de hambre reunidas en la Iglesia de San Miguel, en la ciudad de Masaya, así como el asedio de la iglesia por parte de las fuerzas policiales, representan una vulneración de los derechos fundamentales de la ciudadanía nicaragüense. Estos hechos son un serio revés para el proceso político y transmiten una señal negativa sobre la voluntad del Gobierno de trabajar hacia una salida pacífica y democrática de la crisis», manifiesta la declaración.

Países que se sumaron

Los países que se sumaron a esta declaración son: Macedonia del Norte, Montenegro, Albania, Bosnia y Herzegovina, Islandia, Liechtenstein, Noruega y Moldova.

Lea también: Unión Europea establecerá un régimen de sanciones contra Nicaragua

En la declaración la UE también hizo un llamado «al Gobierno de Nicaragua y a las fuerzas y cuerpos de seguridad para que liberen a las personas detenidas y retiren los cargos, levanten el asedio de la iglesia y garanticen el pleno respeto de los derechos constitucionales de toda la población nicaragüense, en particular las libertades de expresión, reunión, religión y protesta pacífica, tal como se había comprometido a hacer en los Acuerdos de marzo suscritos con la Alianza Cívica».

«Únicamente la plena aplicación de los Acuerdos de marzo, un diálogo fidedigno e inclusivo, así como reformas políticas y electorales acordes con las normas internacionales, pueden resolver la crisis actual en el país y encauzar una salida pacífica y democrática. La UE hace un llamamiento a todas las partes para que reanuden sus esfuerzos y tomen medidas auténticas y constructivas con ese fin, tal como se indica en las últimas Conclusiones del Consejo Europeo de 14 de octubre», manifiesta otra parte de la declaración.

La UE también reafirmó su «determinación de continuar utilizando todos sus instrumentos para apoyar la justicia y la democracia en Nicaragua y responder ante el actual deterioro de los derechos humanos y del Estado de Derecho. Quienes socaven la democracia y el estado de Derecho en Nicaragua deberán rendir cuentas de ello».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: