Así fue la beatificación del Hermano Santiago Miller, el nuevo beato de Centroamérica

El cardenal de Panamá, obispo de David, José Luis Lacunza, fue designado por el papa Francisco para presidir la Santa Misa de beatificación. Centroamérica ya tenía tres beatos la guatemalteca María Encarnación Rosal, la nicaragüense Sor María Romero y el salvadoreño Monseñor Óscar Arnulfo Romero.  

Momento en el que el Hermano Santiago Miller es declarado beato. LA PRENSA/CAPTURA DE PANTALLA

Este sábado 7 de diciembre en Huehuetenango, Guatemala, se realizó la beatificación del Hermano James Miller, quien usó el nombre de «Hermano Santiago» como parte de su ministerio en países centroamericanos.

Lea también: Quién es Santiago Miller, el nuevo beato de Centroamérica y cuál fue su relación con Nicaragua

«Santiago» fue el nombre que ocupó “para desempeñar su ministerio apostólico, acompañando especialmente a la gente de Nicaragua y Guatemala”, dijo a Vatican News el cardenal de Panamá, obispo de David, José Luis Lacunza, quien fue designado por el papa Francisco para presidir la santa misa de beatificación, que inició a las 10:00 a.m. y finalizó pasado el mediodía.

Hermano Santiago Miller. LA PRENSA/Vaticannews

Lacunza pronunció en la homilía que el nuevo Beato es un “mártir, excelente educador y defensor evangélico de los pobres y oprimidos” que “se hizo uno de nosotros y por nosotros entregó su vida”.

“Desde el principio de su camino como religioso, las opiniones de sus superiores eran muy positivas por su buena actitud y compromiso, porque se llevaba bien con sus compañeros de comunidad. Era un factor de unión y comunión”, dijo el Cardenal.

Puede interesarle: El papa Francisco rehabilita a Ernesto Cardenal como sacerdote

Este es considerado un día grande para la Iglesia en Centroamérica y para la Orden de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle), pues 37 años después de su martirio el Hermano Santiago Miller es elevado a los altares.

Juan Carlos Canales Páez, director general de los Hermanos de La Salle, manifestó a La Prensa Libre, que para la congregación es motivo de alegría que uno de sus integrantes sea elevado a los altares, un misionero dedicado a la educación y defensa de los indígenas en Guatemala.

En la ceremonia estuvieron unas siete mil personas, así como familiares del nuevo beato procedentes de los Estados Unidos, país donde nació el 21 de septiembre de 1944.

Es en esta misma ciudad (Huehuetenango) donde se hace beato, Miller murió víctima de disparos el 13 de febrero de 1982, por esa razón el 13 de febrero, de cada año, se realizará su celebración.

 Video cuando fue declarado beato

Centroamérica ya tenía tres beatos. La primera la guatemalteca María Encarnación Rosal. La segunda la nicaragüense Sor María Romero. El tercero el salvadoreño Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

Lea además: Monseñor Rolando Álvarez: «La razón de nuestra vida es servirle al pueblo de Dios”

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: