Dictadura no le dará ni un córdoba del Presupuesto General 2020 a las iglesias, incluida la Catedral de León

La aprobación del Presupuesto General de la República 2020 refleja que no se le destinará fondos a ninguna institución religiosa

iglesia

Madres de presos políticos inician huelga de hambre en Iglesia San Miguel Arcángel de Masaya, pese al asedio de la Policía Orteguista. Foto: Roberto Fonseca.

La dictadura de Daniel Ortega mantiene la guerra contra la iglesia católica y la castiga dejándola fuera del Presupuesto General de la República 2020, lo que significa que no recibirá ni un córdoba por parte del Estado de Nicaragua.

Este recorte también afectaría a las iglesias evangélicas, donde algunos pastores han mostrado su apoyo al dictador, y otros han exigido el cese a la represión.

En el presente año, el régimen orteguista aplicó una drástica reducción en el presupuesto de las instituciones religiosas, al asignarles solo 3.8 millones de córdobas en comparación a los 42.6 millones de córdobas contemplados inicialmente en 2018, cuyos recursos  fueron distribuidos a 94 iglesias católicas y 79 evangélicas.

Este año, solo se le dio a 14 iglesias católicas y una evangélica, según el informe de ejecución presupuestaria hasta septiembre de este año, cuando hasta entonces se  les había transferido 2.37 millones de córdobas.

Lea además: Estados Unidos incluye a Nicaragua a la lista de gobiernos que han cometido “graves violaciones de la libertad religiosa”

Esta acción refleja la batalla que ha librado el régimen orteguista contra las instituciones religiosas, principalmente contra la Iglesia católica, desde abril de 2018 cuando líderes religiosos repudiaron la represión del dictador contra civiles.

Desde entonces, la dictadura orteguista ha realizado campañas de desprestigios contra la Iglesia católica hasta acusarla de ser los promotores del supuesto intento golpe de Estado, cuando el país vivía los meses más duros de las protestas antigubernamentales.

El sacerdote Pedro Mena, de la iglesia Santa María Magdalena, en Masaya, aprovecha una de las procesiones religiosas para usar la bandera de Nicaragua. LA PRENSA/JADER FLORES

El analista político Eliseo Núñez manifestó que aunque el Estado no está obligado a destinar fondos a las instituciones religiosas, la costumbre de los gobiernos es que sí se les brinde apoyo.

«La costumbre había hecho que se le dé auxilio a las iglesias, el problema aquí de fondo es que Ortega no da ninguna explicación, no es un asunto de qué es lo que va pasar, es un asunto de que él maneja el Estado como si es su casa, y esto sea para terminar o quitar (fondos) tiene que pasar por un proceso de información y consulta, y él no está haciendo eso»,  declaró.

Óscar René Vargas, sociólogo y economista, manifestó que el corte de presupuesto se debe a la contracción económica que vive el país, y que será peor en el 2020, por lo que las iglesias son afectadas por el simple hecho de ser «adversarios» al régimen orteguista, como es el caso de la reducción de las transferencias municipales a las Alcaldías dirigidas por la oposición.

«En este caso, ese poder fáctico que era la iglesia, que tenía una relación amable con ellos (dictadura), ahora se volvió un adversario, entonces, con mucha más razón le recortan el presupuesto a todos que no son afiliados al gobierno», expresó Vargas.

Sin fondos para Catedral de León

Pero la medida empleada por el régimen orteguista también perjudicó a la Catedral Metropolitana de León, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El proyecto de presupuesto 2020 había expuesto que se le destinaría 3.1 millones de córdobas a la Catedral, pero al aprobarse el presupuesto y tras las consultas presupuestarias, los diputados orteguistas de la Comisión Económica ordenaron quitarle ese dinero.

Este año se le otorgó a la Catedral una cantidad similar a la que se le quitó en el 2019.

Lea también: Nicaragua y la Iglesia Católica sufren «estado de sitio»

«Recortar (los recursos de la Catedral) significa que está incumpliendo los compromisos internacionales, más allá de que si el Estado es laico o no, esto es considerado un Patrimonio de la Humanidad. Ortega asume una posición como si él es dueño del país, es decir, si es compromiso o no a él le importa poco», refirió Núñez.

LA PRENSA trató de comunicarse con el obispo de la Diócesis de León, René Sándigo, pero este no contestó ni los mensajes ni las llamadas telefónicas.

Ni a la Catedral de Managua

A diferencia de años anteriores, este año le quitó totalmente  los fondos a la Catedral Metropolitana de Managua, administrada por la Arquidiócesis de Managua, como parte de la asfixia del régimen orteguista.

En el 2018 se le asignó a la Arquidiócesis de Managua 1.6 millones de córdobas, sin embargo, solo recibió 800 mil córdobas, debido a la reforma del presupuesto que se dio en septiembre, donde se le quitó el presupuesto restante.

Tampoco para el 2020 se contemplan recursos para la Arquidiócesis de Managua, que ha expresado dificultades económicas para cubrir varias de sus obligaciones este año y que además desarrolla obras sociales.  La Iglesia católica ha denunciado que el Gobierno inclusive les mantiene retenidos  varios cargamentos de cooperación que envían desde el exterior.

Ataques a las iglesias

Momentos en que fanáticos orteguistas intentan entrar a la fuerza a la iglesia a Santa María Magdalena, en Masaya, el 21 de noviembre de 2019, durante una misa realizada en apoyo al padre Edwin Román y las madres de presos políticos que realizaban una huelga de hambre en la iglesia San Miguel de Arcángel. LA PRENSA/R. FONSECA

Luego del estallido de las protestas sociales contra el régimen orteguista, la iglesia católica ha sufrido la profanación de los templos, así como el asedio y agresiones a sus líderes religiosos.

Según el gobierno de Estados Unidos, Nicaragua es parte de los  países que han cometido o tolerado “graves violaciones de la libertad religiosa», información que coincide con el informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), donde señala que la Policía y fanáticos orteguista son los principales responsables de perseguir y reprimir a la iglesia católica.

Lea además: Ortega acusa al clero de Nicaragua de tener raíces somocistas, «¿cómo podíamos creer nosotros en ellos? Yo creo en Cristo»

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: