El petróleo vuelve a subir este lunes tras escalada de amenazas entre EE. UU. e Irán. El oro se encarece a medida que inversores se refugian en el metal

Entre las preocupaciones mundiales está que Teherán bloquee el Estrecho de Ormuz, una ruta marítima por donde cruza la quinta parte de la producción de crudo a nivel mundial. Además la creciente incertidumbre mundial provocó que el oro superara los 1,500 dólares la onza troy.

Albanisa

Las importaciones de petróleo y sus derivados ahora proviene de Estados Unidos. LAPRENSA/ARCHIVO

El precio del petróleo concluyó otra jornada en alza, influenciado por los tambores de guerra que suenan en el Medio Oriente, luego que Estados Unidos matara la madrugada del 3 de enero al segundo más poderoso de Irán, Qasem Soleimani, comandante de la fuerza de élite Al Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, en un ataque con drones en una localidad de Irak.

El barril de petróleo West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Nicaragua,  finalizó este lunes en 63.34 dólares, superior a los 62.61 dólares del pasado viernes. En la jornada de este inicio de semana  el crudo añadió a su precio 0.73 dólares, es decir un aumento de 1.17 por ciento.

Por la mañana el WTI llegó a tocar un máximo de 64.36 dólares y el mínimo fue de 63.24 dólares, según los sitios web especializados en mercado bursátil de Nueva York.

Lea además: Alianza entre Irán y Daniel Ortega «ponen a Nicaragua en una situación muy delicada» por conflicto con Estados Unidos

De esta manera el crudo acumula dos jornadas consecutivas de aumento. El viernes, cuando se conoció del asesinato de Soleimani, el petróleo se incrementó 3.1 por ciento respecto al precio del jueves.

En el caso del Brent, de referencia en Europa, este llegó a superar los 70 dólares, no obstante, terminó en 69.23 dólares, 1.02 dólares más respecto a los 68.56 dólares en la bolsa de Londres el pasado viernes.

Solo en el inicio de esta semana, el Brent sumó un  incremento de 1.5 por ciento a su precio anterior.  El crudo del mar del Norte no superaba los 70 dólares desde el 16 de septiembre pasado, cuando durante la negociación llegó a alcanzar los 71.95 dólares, aunque finalmente cerró por debajo de este umbral tal como ocurrió este lunes en la bolsa de Londres.

Lea además: Daniel Ortega arriesga más de 4 mil millones de dólares con su peligroso acercamiento a Irán

Temores a posibles ataques a infraestructura petrolera

El mundo está a la expectativa  de las represalías que Irán, que juró vengar con dureza la muerte del polémico líder iraní, ejecutará con Estados Unidos, que también amenazó con atacar 52 objetivos iraníes en caso de ser atacado.

Entre las preocupaciones mundiales está que Teherán bloquee el Estrecho de Ormuz, una ruta marítima por donde cruza la quinta parte de la producción de crudo a nivel mundial. Además Irak, la nación donde fue bombardeado Soleimani, es el quinto productor de crudo, según registros de la  Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

“Dirigirse a la infraestructura petrolera podría elevar los precios y generar dolor económico mundial y poner a Irán en primer plano», que podría ser exactamente el tipo de mensaje que sus líderes buscan enviar, dijo Jim Krane, investigador de energía y geopolítica de la Universidad de Rice, según citó el diario digital la Voz de América.

Nicaragua es altamente independiente del crudo, cuya importación cada año supera los ocho millones de barriles, lo que pone en jaque el precio de los combustibles- de por sí uno de los más altos de Centroamérica- y la tarifa eléctrica que el año pasado subió cerca del 20 por ciento.

Puede interesarle: Los peligrosos y problemáticos «amigos» del régimen orteguista

También aumenta el oro

La escalada de amenazas entre Irán y Estados Unidos también ocasionó que los inversores buscaran refugio en el oro, que hasta las 3:40 de la tarde, se cotizaba en 1,565.52 dólares la onza troy, experimentando un aumento de más de 17 dólares respecto al viernes pasado.

Al comienzo de la jornada de este lunes el metal precioso llegó a alcanzar un máximo  1,585.4 dólares.

Este incremento en los precios del metal precioso podría favorecer a Nicaragua, que es un importante exportador de este producto que genera más de 400 millones de dólares anuales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: