Asesinan a tiros a una agricultor mientras trabajaba con sus dos hijos en su finca

Al menos 4 hombres cometieron el crimen frente a dos adolescentes, hijos de la víctima

LA PRENSA/Cortesía

El agricultor Daniel Sobalvarro Ramos, de 44 años, fue asesinado a balazos por cuatro hombres que llegaron a buscarlo en su finca denominada La Ceiba y ubicada en la comunidad de Runflín, microrregión de Ayapal, jurisdicción del municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega.

La victima estaba en labores agrícolas junto a sus hijos adolescentes identificados como José Santos y Maynor Sobalvarro Flores, de 15 y 13 años, respectivamente, quienes presenciaron el crimen cuyo móvil presuntamente fue el robo de un arma.

Agentes de la Policía Orteguista (PO) se movilizaron al sitio para averiguar más detalles sobre las circunstancias en las cuales ocurrió el crimen y los motivos del mismo; pero, esa entidad sigue sin brindar información oficial sobre el caso.

Lea Además: Fuertes rachas de viento avivan tolvaneras en León

Versiones extraoficiales refieren que los adolescentes pudieron reconocer a dos de los cuatro implicados en el crimen y la Policía estaba buscando como sospechosos a Neftalí Calderón y Marcial Aguilar, quienes continuaban prófugos, junto a los dos sujetos todavía sin identificar.

Según el relato extraoficial, cuando la víctima y sus hijos estaban trabajando en el campo, llegaron los cuatro sospechosos y Marcial presuntamente le gritó ordenándoles que pusiera las manos hacia arriba.

Lea También: Comunidades de Somoto padecen falta de agua potable. Estos son los responsables de la crisis

Sobalvarro Ramos presuntamente quiso sacar un revólver calibre 38 que portaba en la cintura; sin embargo, uno de los desconocidos le disparó con una escopeta calibre 12, asestándole varios perdigones en la región torácica; mientras que el otro desconocido, con un arma cuyas características no fueron precisadas, le asestó un tiro sobre la ceja izquierda.

Los hombres despojaron del arma a Sobalvarro y huyeron con dirección imprecisa; mientras los adolescentes avisaron a sus familiares y después a la PO.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: