Delincuencia deja a oscuras nueva pista de Sabana Grande, en Managua

Tras el robo del sistema de cable de energía eléctrica, se retiraron los postes en donde se instalaron las lámparas led sobre la nueva pista de Sabana Grande

Sabana Grande, robo

Solo las bases de los postes quedaron en la pista nueva que enlaza Sabana Grande con las Cuatro Esquinas de las Enramadas, al sureste de la ciudad de Managua, y que forma parte de la vía alterna de Carretera a Masaya. LA PRENSA/O. NAVARRETE

En oscuras. Así está la pista que une Sabana Grande con las Cuatro Esquinas de las Enramadas luego de que delincuentes se robaron parte del cableado para el alumbrado público, convirtiendo insegura la vía para circular durante la noche.

Las pocas personas que habitan en la zona —al estar poco urbanizado a los lados de la vía— explicaron que tras arrasar la delincuencia con los cables, camiones de Disnorte-Dissur y la Alcaldía de Managua llegaron a llevarse los postes en donde estaban instaladas las lámparas led. En total, fueron 95 estructuras las retiradas en un tramo de aproximadamente cinco kilómetros lineales.

El ingeniero eléctrico Larry Sotelo Cuadra, gerente de Proyectos en la empresa Multiconsult y Compañía Limitada, calculó la inversión en la colocación del alumbrado público en este tramo de vía que forma parte de la ruta alterna a la Carretera a Masaya.. Entre los 95 postes de metal, las lámparas led, transformadores, cables, herrajes y mano de obra, el gasto pudo ser de unos 85,000 dólares.

“Solo el cableado (que fue lo robado) puede andar más o menos en unos 35,000 dólares”, indicó Sotelo Cuadra.

 

En las mañanas la vía es altamente utilizada por los conductores que ingresan a Managua, escapando del tráfico de la Carretera a Masaya. LA PRENSA/O. NAVARRETE

Inseguridad en la noche

El tramo que va del poblado de Sabana Grande a las Cuatro Esquinas es parte de la vía alterna de la saturada Carretera a Masaya. Los primeros cuatro kilómetros (en dos carriles) fueron construidos con el apoyo financiero de la Embajada del Japón. Luego se duplicaron los carriles, se prolongó hasta las Cuatro Esquinas y se instaló el alumbrado público, con el propósito de que fuera utilizada durante la noche.

Pero al quedar a oscuras, según los pobladores de las Cuatro Esquinas, es poco utilizada a esas horas por el riesgo de los asaltos.

“Cuando iluminaron la pista era transitada durante la noche, pero al quedar a oscura ya casi nadie se atreve a pasar. Es que también se ha oído que a veces hay gente que se pone a robar”, dijo un poblador de las Cuatro Esquinas bajo anonimato.

Lea además: Concentrar construcciones de casas en Sabana Grande puede dejar a Managua sin agua

Conexiones de invasores

En los primeros meses de la crisis sociopolítica en Nicaragua, los tomatierras que fueron motivados a invadir un área ubicada al lado de la pista hicieron sus conexiones de energía en los postes del alumbrado público que fue desmantelado por la delincuencia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: