¡Dictadura estrangula a LA PRENSA!

LA PRENSA y Hoy son los últimos periódicos impresos que quedan en Nicaragua. Pero podrían desaparecer, porque la dictadura de Daniel Ortega los está estrangulando sin misericordia.

Tras 74 semanas de secuestro en Aduanas del papel y otros insumos indispensables para la impresión de ambos periódicos, y al cabo de prolongados, ingentes y asombrosos esfuerzos de sobrevivencia, los días de LA PRENSA que comenzó a imprimirse el 2 de marzo de 1926 (hace casi 94 años) podrían estar contados.

De manera que Nicaragua sería “el único país en el mundo que no tendría un periódico impreso”, advierte Ernesto Juárez, gerente financiero de este Diario, en una declaración publicada en la edición de ayer lunes.

Es cierto. Hemos verificado con la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que no hay un solo país del hemisferio occidental que no tenga periódicos impresos. Hasta en Cuba, donde no hay libertad de expresión ni prensa independiente, el mismo régimen comunista publica los periódicos de información y propaganda oficialista, Granma y Juventud Rebelde.

Pero además, en todo el planeta no hay un solo país sin periódicos impresos en papel. Inclusive en los Estados fallidos, como Siria, Somalia y Sudán del Sur, hay diarios escritos. De manera que si desaparecen LA PRENSA y Hoy por el estrangulamiento de la dictadura, Nicaragua ostentaría el deshonroso récord de ser el único país en todo el mundo sin periódico de papel.

Matar a LA PRENSA ha sido un viejo delirio totalitario de Daniel Ortega, que no lo pudo realizar durante la revolución sandinista de la década del ochenta por diversas razones, a pesar de los múltiples intentos que hiciera mediante cierres, censuras y embargo del papel y otras formas de represión. Ahora, al parecer Ortega cree que llegó el momento de matar al Diario de los Nicaragüenses y al hacerlo también mataría una parte esencial de la libertad de información consagrada en la Constitución de Nicaragua, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención Americana de Derechos Humanos y otros tratados internacionales.

Los periódicos independientes son indispensables no solo para la información veraz de las personas, sino también para el control social sobre los poderes gubernamentales, para configurar la opinión pública, forjar ciudadanos conscientes y críticos, y sustentar la democracia. Sin duda que es por eso que la dictadura de Daniel Ortega está estrangulando a LA PRENSA, con el propósito de matarla para siempre.

LA PRENSA pide a la comunidad democrática internacional apoyo para sobrevivir. Apela a la SIP y demás asociaciones internacionales de prensa y periodistas, a los organismos internacionales de derechos humanos, a la Secretaría General del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) que custodia los Acuerdos de Esquipulas para la Paz y la Democracia en Centroamérica, a la OEA y la Unión Europea; a que exhorten o presionen al régimen de Daniel Ortega a fin de que respete los acuerdos internacionales y su propio compromiso de marzo de 2019 con la oposición, para respetar la libertad de expresión y de información.

Hagan uso de la obligación internacional de proteger. ¡No dejen morir a LA PRENSA!

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: