Hijo confiesa que mató a su madre con «una raja de leña» y después la acuchilló en Waslala

Denis Flores Gómez confesó ante un juez en Matagalpa. El crimen ocurrió el 26 de enero en la comunidad Zinica, al norte de Waslala en el Caribe Norte

Denis Flores Gómez, de 28 años, admitió este jueves ante una juez en Matagalpa, que mató con “una raja de leña” y luego acuchilló y asestó puñetazos a su mamá Martha Gómez Martínez, de 50 años, por lo que podría ser condenado a la pena máxima de 30 años de cárcel, que fue la petición del Ministerio Público.

El crimen ocurrió antes del mediodía del 26 de enero a tres kilómetros al norte de la capilla católica de la comunidad Zinica, al norte del poblado de Waslala, en el Caribe Norte.

Este jueves 30 de enero, en audiencia preliminar y en presencia de su defensor particular, Freddy Rizo Huerta, el acusado admitió los hechos por los cuales lo acusó la Fiscalía. “Yo lo que hice fue por vengarme por una muchacha que me despreció, y me enloquecí por ella. Como no la pude agarrar maté a mi madre, no me arrepiento”, dijo el hombre a periodistas después de la audiencia.

Puede interesarle: Un hombre mata a cuchillada a su madre en Waslala

La titular del Juzgado Único de Distrito Penal de Audiencias en Matagalpa, Maribel del Rosario Parrilla, realizó el respectivo control de legalidad y decretó la culpabilidad de Flores Gómez, procediendo luego al debate de la pena.

La fiscal auxiliar Yesenia Dolmus, consideró que en el crimen concurrieron circunstancias del tipo penal de asesinato, por lo que solicitó a la juez que imponga la pena de 30 años de prisión en contra de Flores Gómez. Por su parte, el defensor particular Rizo pidió la aplicación de la pena mínima de 15 años de prisión, considerando como atenuante la admisión de los hechos de su representado.

Parrilla dijo que tomará en cuenta los planteamientos de la fiscal y la defensa para dictar sentencia, la cual notificará el 4 de febrero próximo.

LA PRENSA/Luis Eduardo Martínez

“No me dañés mi casita”

El día del crimen, según la acusación de la Fiscalía, el hombre estaba solo y la mamá había salido. Cuando esta regresó a la casa, llevándole un plato con comida, encontró al hijo pegando patadas a la parte frontal de la humilde vivienda.

“Hijo, no estés haciendo alboroto en mi casa, no me dañés mi casita”, habría dicho Gómez Martínez a su hijo, quien reaccionó tomando una raja de leña, golpeándola en la cara, señaló la Fiscalía.

Además: La sangre sigue corriendo en Matagalpa y Jinotega 

Agrega que la mujer murió de inmediato, pero el hijo, “presumiendo que la víctima aún estaba con vida”, se sacó del pantalón un cuchillo con el que le asestó una herida en la parte baja del abdomen, para luego golpearla a puñetazos en distintas partes. Gómez huyó llevándose la raja de leña y el cuchillo.

Según reportes extraoficiales, debido al secretismo policial, la víctima se acercó a su hijo para darle de comer; sin embargo, este la atacó con un cuchillo provocando varias heridas. Gómez Martínez, que también tenía señales de que intentaron ahorcarla, recibió dos cuchilladas en la cabeza y una en la región pélvica.

Este miércoles, un día antes de la audiencia, circuló un video en redes sociales, que se hizo viral, donde el hombre admitía el asesinato y en el que aseguraba que el crimen ocurrió porque la víctima lo había regañado por botar un quintal de arroz y una bolsa de azúcar.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: