La Antártida, que alberga el 90% del hielo de la tierra, vuelve a enviar un mensaje alarmante a la humanidad

"Su inmenso manto de hielo presenta un espesor de hasta 4.8 km y contiene el 90 por ciento del agua dulce del mundo, suficiente para aumentar el nivel del mar en unos 60 metros si se derritiera", admitió la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Este es el fenómeno alarmante que está ocurriendo en el cuarto continente del mundo.

Luego que la humanidad quedara el 23 de enero de este año a 100 segundos del Apocalipsis, los hechos que suelen acercar al hombre al fin de los tiempos se han acelerado. La Antártida, una de las zonas más frías del planeta, envió una nueva señal de urgencia: el 6 de febrero el continente antártico se anotó un nuevo récord de altas temperaturas. El termómetro marcó 18.3 °C , rompiendo así su propio registro histórico, de 17.5°C  el 24 de marzo de 2015.

La alarmante subida de temperatura fue anunciada este viernes por el Servicio Meteorológico Nacional de Argentina, que tiene una base de investigación en la zona y que tiene registros de temperatura de la Antártida desde 1961. La temperatura del 6 de febrero «fue el valor más alto de temperatura jamás registrado en toda esa serie de datos» en las casi seis últimas décadas.

En paralelo, científicos brasileños que también investigan la zona informaron que una isla que forma parte del continente antártico la temperatura alcanzó el 9 de febrero 20. 75ºC.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ya anunció que enviará a la zona un comité del Archivo de Fenómenos Meteorológicos y Climáticos Extremos de esta organización para verificar el récord en el medidor de temperatura en la zona, un lugar que los mismos científicos han admitido se está calentando más rápido que el resto del planeta. Ahí, en los últimos 50 años, la temperatura ha subido 3°C respecto al aumento de un  grado centígrado en el resto de la tierra desde la era preindustrial.

Lea además: La humanidad queda a 100 segundos del Apocalipsis: Científicos adelantan 20 segundos el Reloj del Juicio Final

A nivel internacional ya han comenzado a circular imágenes de un parte de la Antártida  prácticamente sin hielo, lo que confirma la inquietante situación que se está viviendo en el continente antártico, situado en el hemisferio sur.

Derretimiento total provocaría aumento estrepitoso del mar

Pero ¿por qué preocupa una temperatura 18.3  grados celsius, que parece aún ser muy frío? La Antártida, que abarca 14 millones de kilómetros cuadrados (aproximadamente el doble del tamaño de Australia, suelte tener una temperatura que oscila  entre menos 10 °C en la costa antártica y  menos 60 °C en las partes más altas del interior, según la OMM.

«Su inmenso manto de hielo presenta un espesor de hasta 4.8 km y contiene el 90 por ciento del agua dulce del mundo, suficiente para aumentar el nivel del mar en unos 60 metros si se derritiera», explica la organización.

Pero lo que más inquieta es que el aumento de las temperaturas en la zona es cada vez más recurrente. Según el Servicio Meteorológico Nacional de Argentina el 6 de febrero ocurrieron dos fenómenos en la zona: a las 12 del mediodía  el termómetro marcó el récord histórico de temperatura, pero a las tres de la tarde de ese mismo día el medidor superó el registro mensual de febrero y se situó en 15.8°C.

Luego, tres días después, es decir el domingo 9 de febrero, se volvió a experimentar un ascenso atípico en la temperatura, que se ubicó en 15.5 °C. «Alcanzar estos valores de temperaturas es algo atípico, alcanzarlos dos veces en menos de una semana lo vuelve algo extraordinario», dijo la estación argentina.

Lea también: Estos son algunos de los efectos del cambio climático que estamos sintiendo en Nicaragua

Pérdida de hielo se sextuplicó

La OMM admite que aproximadamente el 87 por ciento de los glaciares que se encuentran a lo largo de la costa occidental de la península antártica han retrocedido en los últimos 50 años, y en la mayor parte de ellos ese retroceso se ha acelerado en los últimos 12 años.

«La cantidad de hielo que el manto helado de la Antártida pierde cada año se sextuplicó, como mínimo, entre 1979 y 2017», dijo la organización internacional que explica que esta pérdida ha ocurrido debido a que el agua de los mares, cada vez más cálidos, se está fusionando con la parte inferior de las plataformas de hielo, especialmente en la zona occidental de la zona y en menor medida en la Antártida oriental.

Un mayor aumento del nivel del mar, según el Servicio Meteorológico Nacional de Argentina, acarreará graves consecuencias. Habrá mayor número de fenómenos extremos costeros, como inundaciones, como las vistas durante las mareas altas y tormentas fuertes. «Esto aumenta la exposición de numerosas islas y ciudades adyacentes a la costa, que deben emplear estrategias de adaptación y mitigación para minimizar los daños y pérdidas. La disminución del hielo del manto de la Antártida, por su parte, genera cambios en los ecosistemas propios de esa región», precisó.

Pero qué causó el aumento extremo el pasado 6 de febrero, el Servicio Meteorológico Nacional de Argentina dijo que una masa de aire caliente penetró a la zona desde el sur de la Patagonia Argentina, que se vio favorecido por condiciones ya existentes en la zona, «que reforzó todavía más el efecto de secamiento y calentamiento del aire al descender hacia la superficie» en la Antártida.

Randall Ceverny, ponente de la OMM sobre fenómenos meteorológicos y climáticos extremos, dijo que enviarán un equipo técnico para verificar el nuevo récord, porque» ayuda a formarnos una idea del tiempo y el clima en una de las últimas fronteras de la Tierra”.

Lea además: El mar se traga las casas de un barrio de Corinto y nada parece detenerlo

2019, un año muy cálido

El récord de temperatura en la Antártida ocurre luego que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) confirmara que 2019  fue el segundo año más cálido del que se tienen datos, solo superado por 2016.

«Desde los años ochenta, cada nueva década ha sido más cálida que la anterior. Asimismo, se prevé que esta tendencia continuará a causa de los niveles sin precedentes de gases de efecto invernadero que atrapan el calor en la atmósfera», informó el 15 de enero.

El 23 de enero, un grupo de científicos de la Universidad de Chicago, anunciaron que luego de un análisis sobre la carrera armamentística y el agravamiento del cambio climático, decidieron dejara a cien segundo la manecilla del reloj del Juicio Final y criticó la falta de acción de los gobiernos del mundo por frenar el avance de la crisis climática.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: