Cae el campeón: el Liverpool es bajado de la nubes por un monumental Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid escaló la montaña en el primer tiempo. Mascó su tragedia en Copa del Rey y Liga para devorar los pronósticos y tumbar al campeón de la Champions en el Metropolitano

Momento del gol de Saúl al minuto 4. LAPRENSA/TOMADA DEL ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético de Madrid escaló la montaña en el primer tiempo. Mascó su tragedia en Copa del Rey y Liga para devorar los pronósticos y tumbar al campeón de la Champions en el Metropolitano. En cuatro minutos cumplió su propósito y en los 86 restantes sobrevivió como un equipo espartano para ganar 1-0 al Liverpool. Esta vez no sufrió el castigo de Sísifo al resbalarse la roca una y otra vez cuando estaba a punto de subir la cima de la cuesta ¿Aunque todavía falta la vuelta? Sin tanta fluidez de la pelota y despliegue huracanado de fuerzas, tuvieron las mejores ocasiones de la primera parte. Al punto que no solo Saúl castigó, sino que Allison tapó una llegada peligrosa de Morata, iniciada por el error de Van Dijk. Simeone ríe de momento.

El Atlético es un equipo de circunstancias y mordidas y eso ocurrió en el minuto 4. Tras el córner, Savic tocó el esférico, el cual quedó bailando a la vista de todos. Y ahí en medio de hienas babeando, apareció Saúl para rematar y romper las redes de Allison. Antes Morata había enviado una señal tras recibir un centro de Lodi. Después del gol el Liverpool se apoderó por completo de la pelota, llegó constantemente por los costados, pero no hubo tanto peligro para Oblak, aunque primaba la sensación del empate en cualquier momento. Al 26′ Oblak se enredó regalándose un manjar a Salah, pero se acompañó con Firmino y estaba en posición prohibida. Susto en Madrid. Y al 34′ el Liverpool lo volvió a intentar con Firmino y Salah, pero el disparo del egipcio fue desviado por el central Felipe. Un primer tiempo dinámico, que dejó la sorpresa de la jornada.

Te puede interesar: Así será el line-up titular de Nicaragua en el Premundial Sub-23

En la segunda parte, Salah tuvo la más clara tras recibir el centro de Henderson, pero no hubo necesidad de intervención de Oblak, el egipcio perdió la brújula con la cabeza. De ahí en adelante estuvimos en la presencia de una clase de resistencia. Resistir, una y otra vez y volverlo hacer hasta que el alma desaparezca del cuerpo. El Atlético no se dedicó a defender simplemente porque sí, el Liverpool los arrinconaba, pero se sostuvieron como un equilibrista en un rascacielos con una tormenta con rayos presionándolos. Los nombres sobran, Lodi, Koke, Felipe, Savic, Thomas, Saúl. Klopp trató de abrir espacios con Chamberlain y Origi, pero fue en vano. La bóveda estaba blindada.

Aunque no es un marcador lapidario, el Liverpool sale herido al pisar tierra. Fue bajado de su órbita de invencible (solo había perdido dos partidos, uno enserio ante el Nápoles y otro en broma con suplentes contra el Aston Villa). Hace un año el Juventus  remontó un 2-0 al Atlético y el Liverpool calló al Barcelona tras perder 3-0. La incógnita en la llave persiste, pero este round ha sido de los Colchoneros.

En la otra llave de octavos de final, el Dortmund derrotó 2-1 al PSG con doblete de Haalan.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: