Deutsche Welle

Coronavirus cobra la primer muerte en Italia

Se trata de un hombre de 78 años contagiado en la región de Veneto en el noroeste de ese país.

LAPRENSA/DEUTSCHEWELLE

Un italiano de 78 años es el primer fallecido en este país por el coronavirus de Wuhan (COVID-19), después de que este viernes (21.02.2020) se confirmase que existen 17 casos más de contagio con respecto a los otros tres que se conocían, informaron las autoridades.

El fallecido, Adriano Trevistan, era uno de los dos contagiados en la región de Veneto (noreste) y murió la noche del viernes en el hospital donde había sido ingresado en la localidad de Monselice hace 10 días dado que no dio tiempo a transferirlo a otro centro debido a que se encontraba muy grave, explicó el presidente de la región, Luca Zaia.

Lea además: Coronavirus: Italia ordena a unos 50 mil habitantes “no salir de casa”

Las autoridades italianas confirmaron este viernes que hay 17 personas contagiadas por el coronavirus y otras 250 están en observación para comprobar si lo han podido contraer, así como diez pueblos del norte de Italia, con unas 50.000 han sido aislados, después de que se detectase un nuevo caso que no tenían controlado. 

Las autoridades italianas ordenaron el cierre de todos los espacios públicos.

Cierre de espacios públicos

El hombre llevaba unos diez días hospitalizado en Véneto, en el norte de Italia, por una enfermedad no relacionada con el coronavirus, precisó el ministro, Roberto Speranza. El anuncio se produce tras el cierre de todos los espacios públicos y la anulación de los actos deportivos y religiosos en Lombardía, otra región del norte de Italia, debido a una multiplicación de los casos de contagio.

Lea también: Coronavirus: cómo la epidemia de coronavirus provocó una oleada de miedo y resentimiento hacia China en el mundo

Además, diez pueblos del norte de Italia, con unas 50.000 personas, han sido aislados después de que se detectase un nuevo caso que no se tenía controlado. El pueblo de Vo Euganeo, donde se han detectado los dos casos en Veneto, ha sido también aislado y se han comenzado los análisis al resto de la población que ha podido tener contacto con los pacientes.

El que creen ha sido el primer enfermo que ha desencadenado la cadena de contagio es un hombre de 38 años de la localidad de Codogno, a unos 60 kilómetros al sudeste de Milán, que ingresó grave en el hospital. Las autoridades creen que podría haber contraído el virus después de cenar con un amigo que había regresado de China, pero que ha dado negativo en las pruebas para este virus. 

Casos confirmados

El virólogo Giorgio Palù argumentó que cabe la posibilidad de que este hombre que viajó de China tuviera una cantidad clínicamente insignificante de coronarivus en su cuerpo en el momento de los exámenes, pero que lo hubiera contagiado a su amigo durante la cena. La segunda paciente es la esposa del hombre de 38 años, embarazada de ocho meses, y hay un tercero que ingresó en el hospital con síntomas de neumonía después de hacer deporte con esta mujer.

Puede interesarle: Caso de superpropagación de coronavirus en Corea del Sur: la mujer seguidora de una secta y sospechosa de infectar a decenas de personas

Hay otros tres contagiados que eran clientes de un bar de Codogno, propiedad del padre del hombre que hizo deporte con la esposa del primer paciente, y al menos otros cinco que son profesionales sanitarios.

Las autoridades de Lombardía han pedido a los residentes de diez municipios, a los que ahora se sumarán algunos de Veneto, que no salgan de sus casas de forma temporal y se ha decretado el cierre de colegios, restaurantes, negocios e instalaciones deportivas como medida de precaución.

Los italianos están tomando todas las medidas preventivas para evitar contraer el virus.

Según el diario italiano «La Repubblica», la medida afecta al menos a 50.000 personas que han quedado «aisladas» de forma provisional hasta que las autoridades aconsejen volver a hacer vida normal. El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, ha tratado de tranquilizar a los ciudadanos y ha dicho que el Gobierno ya tenía un plan preparado porque «era evidente que lo que ha pasado podía suceder».

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, explicó en Bruselas que mantendrá en las próximas horas a su regreso a Roma una reunión con el ministro Speranza para analizar la situación. Descartó que por el momento sea necesario suspender «el Acuerdo de Schengen (de libre circulación de personas)», si bien afirmó que Italia está preparada para «adoptar cualquier medida que proteja la salud de los ciudadanos».

Las autoridades sanitarias de China dijeron este viernes que ya hay 2.236 fallecidos y 75.465 contagiados por la neumonía COVID-19.

Deutsche Welle
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: