Muere Ernesto Cardenal a los 95 años, el poeta de Hispanoamérica

El poeta murió la tarde de este domingo, después de cuatro días de estar hospitalizado. Su entierro será este sábado en Solentiname

Ernesto Cardenal. LA PRENSA/ARCHIVO

Este domingo 1 de marzo murió el poeta Ernesto Cardenal, a sus 95 años.

Falleció a las 3:06 p.m. después de cuatro días de estar internado en un hospital por problemas respiratorios. Su corazón falló.

Su cuerpo será velado en la funeraria Monte de los Olivos y el martes tendrá una misa en la Catedral de Managua. Su entierro será en Solentiname, el sábado. La noticia fue anunciada por la poeta Gioconda Belli.

Lea además: Ernesto Cardenal recibe la carta del papa Francisco que lo absuelve de”censura canónicas”

Ordenado sacerdote en 1965, Cardenal había sido suspendido “A divinis” en 1985 por el Papa Juan Pablo II por propalar la teología de la liberación y formar parte del Gobierno sandinista.

En febrero de 2019, 34 años después y durante una crisis de salud, la Nunciatura Apostólica en Nicaragua le informó al poeta sobre la absolución del Papa Francisco. “El Santo Padre ha concedido con benevolencia la absolución de todas las censuras canónicas” impuestas al poeta, decía la carta.

Fue visitado por el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua, Silvio Báez, y el padre Edwin Román, quienes realizaron actos de comunión y bendiciones espirituales.

La misiva que envió el Papa Francisco vino a  reconciliar a Cardenal con el Vaticano, en su efecto el nuncio apostólico en Nicaragua, Stanislaw Waldemar Sommertag, concelebró la primera eucaristía con el poeta en su lecho de enfermo en el Hospital Vivián Pellas.

El poeta junto al representante del Vaticano Stanislaw Waldemar Sommertag, en febrero de 2019. LA PRENSA/Cortesía/Luz Marina Acosta

El poeta trapense dijo en ese momento que recibía «amorosamente» del Papa Francisco la absolución de la «censura canónica».

Huellas de Cardenal: el poeta, el sacerdote, el político

Cuatro veces nominado al Premio Nobel: En 2005 Cardenal fue nominado por primera vez al Premio Nobel de Literatura. Luego en 2007 por la Sociedad de Escritores de Chile, y el laureado poeta Raúl Zurita dio su respaldo a la candidatura.

En 2010 fue propuesto por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de España. Más de 150 poetas del mundo reunidos VI Festival Internacional de Poesía de Granada, en Nicaragua firmaron una carta de apoyo. La más reciente propuesta al Nobel la realizó el expresidente de Uruguay, José Mujica, en 2018.

Obra premiada: Antes de recibir el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2009), Cardenal sostenía que era el poeta menos premiado.  Para entonces solo era poseedor del Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán (1980), y el Premio Ondas Mediterráneas (2005).

Lea también: Ernesto Cardenal: — Dios duerme conmigo en la Hamaca

Tres años después su vida y su obra fueron reconocidas en España. El poeta trapense fue galardonado con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2012). Al siguiente año el Gobierno de Francia lo condecoró con la orden Legión de Honor en grado oficial.

Y a finales del 2018 con el Premio Internacional Mario Benedetti, el cual el poeta lo dedicó al niño mártir Álvaro Conrado, asesinado durante las protestas contra el régimen de Daniel Ortega. México le rindió homenaje en el 90 aniversario de su nacimiento, y otros a los que el poeta no pudo asistir.

Teología de la liberación

Realizó estudios de literatura en la Universidad Nacional Autónoma de México, luego en Nueva York, España, Suiza e Italia.

Participó en la llamada Revolución de Abril de 1954, contra el dictador Anastasio Somoza Debayle. Se retira de la actividad política e ingresa a la abadía trapense de Nuestra Señora de Getsemaní (Kentucky, Estados Unidos).

Conoce a su maestro el monje y escritor Thomas Merton, a quien el poeta miró como su “padre espiritual”. En 1959 continúa sus estudios de teología en Cuernavaca, México.

Puede leer: 10 cosas que no sabía sobre el “pueta” Ernesto Cardenal

Es ordenado sacerdote en Managua en 1965. Funda la comunidad de Solentiname. Lleva vida monástica y promueve las artes naif entre los isleños.

Escribe el celebrado libro El Evangelio de SolentinameJunto a Gustavo Gutiérrez, Leonardo Boff y Jon Sobrino, entre otros promueven la teología de la liberación.

Durante su viaje a Chile entabla amistad con el presidente Salvador Allende. Crítico del somocismo llega a militar en la lucha del Frente Sandinista de Liberación Nacional, promueve la solidaridad con la revolución en México, Centroamérica, Cuba, Alemania y en otros países de Europa.

Al triunfo de 1979 es nombrado Ministro de Cultura, para entonces el primero en ocupar este alto cargo en Nicaragua. Promueve el exteriorismo y los talleres de poesía. En décadas anteriores del somocismo solo existían extensiones de cultura.

El regaño de Juan Pablo y la suspensión «A divinis»: En 1983, Juan Pablo II, visita Nicaragua. A su llegada al aeropuerto lo regaña drásticamente mientras Cardenal permanece arrodillado.

El papa lo cuestiona por propalar la doctrina de la teología de la liberación y por ser parte del Gobierno Sandinista. La noticia le da la vuelta al mundo. Hecho que todavía es recordado cuando se menciona su nombre ante la prensa internacional.

En 1984, Juan Pablo II  prohíbe “A divinis” a Cardenal de ejercer el sacerdocio  si continua como ministro de cultura del Gobierno sandinista. Al igual a los curas, su hermano Fernando Cardenal, Miguel D´Escoto y Edgar Parrales. En enero de 1985 es suspendido legalmente. En 2014 el papa Francisco ordenó levantar el castigo.

Tres años después, en entrevista al periodista argentino  Enrique Vázquez, le dice que solo sólo D’Escoto fue reconciliado con la Iglesia. Pero que a él nunca le levantaron la suspensión. En febrero del 2019, Cardenal recibe a través de la nunciatura en Managua la carta de perdón papal.

Abandona su cargo de ministro, luego del FSLN: En 1987 abandona el cargo por fuertes controversias sobre política cultural con la poeta Rosario Murillo, Secretaria General de la Asociación Sandinista de Trabajadores de la Cultura (ASTC) , y actual vicepresidente de Nicaragua.

Continuando con su labor cultural en los años noventa funda con otros, el Centro Nicaragüense de Escritores CNE, promueve los libros y sus esculturas. Y la final de esta década con el austriaco Dieter Schönherr, funda la Casa de los Tres Mundos, en Granada.

Además: Ernesto Cardenal festejó su cumpleaños 94 con su nuevo libro Hijos de las estrellas

En 1994 se retira del Frente Sandinista en protesta contra el autoritarismo de Daniel Ortega y da su apoyo al Movimiento Renovador Sandinista, donde figuran escritores de renombre internacional como el ex vicepresidente Sergio Ramírez, autor del libro Adiós Muchachos, y la poeta Gioconda Belli, del libro El país bajo mi piel. Memorias de amor y de guerra.  En las últimas décadas han sido críticos del binomio Ortega-Murillo.

“Soy un perseguido político, tengo una condena de cárcel de un juez de Daniel Ortega y, además, la congelación de mis cuentas bancarias”, indicó en declaraciones a la prensa en el marco de una visita a la capital mexicana con motivo de la publicación del tercer volumen de su Poesía Completa (Universidad Veracruzana, 2008).

En 2007 el poeta viajó a México  y se entrevistó con subcomandante Marcos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.  Fue invitado al XII  Encuentro Hispanoamericano de Escritores Horas de Junio y ofreció un recital de su libro Polvo de estrellas, en la Universidad de Sonora.

De su obras poéticas y memorias

En dos últimos años ha publicado en ocasión de su cumpleaños 93 y 94: Así en la tierra como en el cielo (2018) y Hijos de las estrellas (2019), ambos editado por Anama.

En su juventud, en 1952, por su poema Con Walker en Nicaragua, el poeta gana el premio del Managua Centenary. Este mismo año funda la editorial El hilo azul.

Años después publica en diferentes editoriales: Hora 0 (1957), Epigramas (1961), Salmos (1964; Oración por Marilyn Monroe y otros poemas (1965). Homenaje a los indios (1969), Oráculo sobre Managua (1973).

Puede leerErnesto Cardenal y su carta de amor a la humanidad con un silencioso sabor a despedida

Los ovnis de oro (1988), Cántico cósmico (1989), El telescopio en la noche oscura (1993); Poesía Completa Tomo I y II (2007), Versos del pluriverso (2005), Hidrógeno enamorado (2012), Somos polvo de estrellas (2013).  De sus memorias: Vida perdida (2003), Los años de Granada (2001) y La revolución perdida, (2004).

Así otros títulos con temas de religión, democracia y paz: Ansías y lengua de la poesía nueva nicaragüense (1948), Vida en el amor (meditaciones) (1970), El Evangelio en Solentiname (1975), La paz mundial y la revolución en Nicaragua (1981), Democratización de la cultura (1982), Los campesinos de Solentiname pintan el Evangelio (1982), entre otros.

Cardenal además cultivó la escultura

De su obra el poeta Julio Valle-Castillo dice que su «arte proviene del pueblo, pasa por las manos de Cardenal y torna a su pueblo».

Por su lado la historiadora de arte, María Dolores Torres: Ernesto Cardenal, destaca la línea de la figuración de las piezas de Cardenal, su estilización y simplicación de las formas naturales.

Desde 1956,hasta una reciente exposición colectiva en galería Códice en 2017. Sus obras han sido expuestas, en  Unión Panamericana, Washington D.C,  Galería Tagüe,  Feria Mundial V Centenario, Sevilla, (España).

Centro de la Raza, Seattle, (Estados Unidos). Galería Gerhard, Zurich, (Suiza). Viena (Austria).  OEA, Washington D.C.,      Museo Galería Josefina, Managua. y en el Teatro Nacional Rubén Darío, en la Exposición Fin de Siglo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: