Sector privado mira conveniente un canal de conversaciones con Ortega para salvar vidas ante el Covid-19

Los diferentes empresarios señalan que la mesa nacional se abriría únicamente para afrontar la pandemia, que amenaza con provocar miles de muertos en Nicaragua si no se actúa de manera coordinada entre todos los sectores. El tema político quedaría descartado en dichas pláticas.

coronavirus, Nicaragua, covid-19, pandemia

LA PRENSA/Tomada de @MinisteroSalute

El sector privado, que reclama desde hace dos años al régimen de Daniel Ortega una transición democrática en Nicaragua, estaría abierto a la posibilidad de que se establezca con el Gobierno un canal de conversaciones para exclusivamente afrontar la pandemia,en cuya mesa de diálogo también estén presentes diversos actores como la Iglesia Católica y las organizaciones médicas. La idea es replicar los mismos esfuerzos que de manera conjunta los gobiernos de la región están haciendo con todos los sectores para proteger la salud de la población.

Los diferentes empresarios señalan que la mesa nacional se haría únicamente para resolver la crisis que se podría generar con la pandemia, que no tiene nada que ver con temas políticos y tampoco consideran que en este momento el régimen quiera hablar de ese tema.

Lea además: ¿Por qué Ortega no puede aducir que no tiene dinero para ayudar a los nicaragüenses a afrontar la pandemia?

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), quien admitió que en el contexto actual debe haber una articulación con el gobierno, tal y como se hizo cuando se firmó el acuerdo tripartito en el sector de zona franca, dijo que las conversaciones deben girar en torno a «un solo tema, la salud pública».

“Siempre que haya una coordinación, siempre que sea un tema de salud pública para ayudar a salvar vidas, tiene que haber una coordinación entre el gobierno y el sector privado, es la manera más efectiva, lo dice la experiencia que han pasado los demás países, ya la semana pasada hubo un acuerdo tripartito en la zona franca y el gobierno, de esa misma forma se puede dar en los sectores, porque es un tema nacional, donde los gobiernos serios se han coordinado con el sector privado y ha sido mucho más efectivo en contener la pandemia”, dijo.

Otro líder empresarial, que prefirió que su nombre fuera omitido dijo: «Este es un gobierno que tiene problemas serios de legitimidad y de llegar a establecerse esa mesa (sería) para discutir cómo vamos actuar ante la amenaza del Covid-19, yo no creo que ellos quieran hablar del tema político».

Carmen Hilleprandt, presidenta de la Cámara de Comercio y Servicio de Nicaragua (CCSN), señala que está es una situación donde el gobierno es el actor principal y por tanto es el primero que debe integrar esa mesa nacional,“porque esto (la pandemia) va pasar, pero apenas estamos empezando lo que se nos viene encima, pero si actuamos rápido y unidos esto va ser menos nocivo”.

“Nosotros como gremial consideramos que para resolver esta pandemia, el gobierno es el principal actor porque ellos manejan el sector público, porque ellos pueden emitir leyes para ciertas cosas, ellos pueden cancelar las clases, pueden sacar algún tipo de orden como lo han hecho en otros países, entonces sí consideramos que es necesario, el actuar del gobierno, porque aquí lo más importante es salvaguarda la vida de las personas”, dijo Hilleprandt.

La apertura de esa posible mesa de conversaciones se empezó a barajar luego que las empresas de zona franca lograran en semanas recientes un acuerdo multisectorial, que incluyó a las autoridades de Gobierno, en el que se contemplaron medidas para proteger el empleo de más de 123 mil trabajadores, así como la salud de estos.

Pero además, los empresarios se mostraron abiertos a esta posibilidad tras una reunión con autoridades del Incae donde se propuso «activar una gran alianza nacional de todos los sectores contra el coronavirus, seguir adelante con la campaña de aislamiento voluntario y creación de conciencia, desplegar todos los protocolos existentes para aislar y proteger a los más vulnerables, asegurar las cadenas críticas de abastecimiento y crear condiciones para proteger a los profesionales de la salud».

Esta propuesta de atender conjuntamente la pandemia se maneja en momentos cuando el régimen de Daniel Ortega está distanciado de la empresa privada desde que comenzó la crisis sociopolítica en abril del 2018, y aunque se dieron varios intentos de diálogo nacional, la falta de acuerdo y de compromisos por parte de Ortega provocó a que el diálogo fuera suspendido definitivamente en abril del 2019.

No se puede llevar dos discursos

Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), quien participó en la reunión del Incae, sostuvo que en este momento la articulación con el gobierno debe ser para contener el virus y que haya transparencia para evitar que la pandemia cause estragos como en otros países.

Lea también: Así es como la recesión mundial hará estragos en Nicaragua. Ortega perderá sus pocos «salvavidas» económicos

“Lo que no podemos nosotros es obviar la contención del virus, eso es lo más importante, cuáles son las actividades para contener el virus y la otra cosa es la transparencia de la data, se debe saber cuántos test se han hecho”, dijo.

Jacoby expresó que no se pueden estar llevando desde el Gobierno dos discursos, uno donde hay que buscar el distanciamiento social y otro que diga todo lo contrario. “La salud es lo más importante todo los actores deben coordinarse, son recomendaciones que el Incae ha hecho, todos los actores deben trabajar en coordinación para que todos trabajemos orquestados, no puede decir el gobierno vayan todos a celebrar la Semana Santa, mientras las empresas estamos diciendo hay que garantizar el distanciamiento social para evitar los focos de infección, entonces debe haber un acuerdo nacional para evitar que haya un incremento en los contagios”, dijo Jacoby.

La propuesta de INCAE

La escuela de negocios ha propuesto mejorar la capacidad de captar y analizar en tiempo real los datos de la pandemia en Nicaragua, tanto números, ubicaciones, recursos y gravedad. Eso se haría con una aplicación gratuita.

“El Incae movido por preocupación no solo en Nicaragua sino en la región, por esta pandemia, se ha puesto a la orden de los países, y entró en contacto con el sector privado, convocó a Amcham, Funides, Cosep, Apen, para manifestarnos su voluntad de apoyar en todo lo que fuera necesario y ha hecho un llamado a la unidad de todos para enfrentar la crisis de salud y todas las implicaciones económicas”, dijo una fuente del sector privado, que pidió fuera omitido su nombre.

También ha propuesto “avanzar hacia una reducción estratégica de actividades que permitan acelerar el retorno a la normalidad lo antes posible”, esto con el fin de evitar un contagio masivo.

El Incae se refiere a la reducción de actividades y tránsito no esencial por tres semanas, pero además señala que debe seguir abierto sectores esenciales como: el abastecimiento de alimentos, los servicios de salud y medicamentos, energía, telecomunicaciones, combustibles, productos de higiene y limpieza, actividad del campo, cadenas de exportación, medios y campañas de información, entretenimiento y concientización.

Puede interesarle: Afiliados al INSS que se contagien con el Covid-19 serán atendidos en hospitales del Minsa

“Que quienes no están en los sectores mencionados se quedan en la casa, a tele-trabajar o de vacaciones, con permiso de salir cinco horas a la semana, definidas por su número de identidad. Las labores de campo se mantienen con medidas aumentadas de higiene y se desarrollan protocolos para hacer aceptable el aislamiento en unidades habitacionales más pequeñas”, detalla Incae.

Asimismo propuso mantener una actitud vigilante y disciplina para evitar el resurgimiento de la epidemia al final de dicho período, tal y como han hecho otros países, donde la pandemia atacó primero.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: