LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

El director del periódico venezolano El Nacional, Miguel Henrique Otero. LA PRENSA/ CORTESÍA

Miguel Henrique Otero, director de El Nacional: «Es una toma militar, no es un embargo»

En entrevista con LA PRENSA, el periodista venezolano explica que en Venezuela ya no hay libertad de expresión, se sigue el modelo cubano de comunicación y que el 60 por ciento de la población solo ve el canal estatal

El director del periódico venezolano El Nacional, Miguel Henrique Otero, indicó que la expropiación de ese medio de comunicación por parte del régimen de Nicolás Maduro se trata de una «toma militar» y no de un embargo judicial.

«No es prácticamente un embargo, porque nunca se presentó un juez y lo que se presentó fue una guardia nacional que se tomó el periódico. Es una toma militar, no es un embargo», dijo Henrique Otero a LA PRENSA vía telefónica desde España, donde se encuentra asilado y ya está nacionalizado como español. Salió de Venezuela después que Diosdado Cabello demandó en agosto de 2015 a El Nacional por difamación.

Según informaciones de El Nacional, el pasado viernes por la tarde agentes de la Guardia Nacional se tomaron la sede del periódico y desalojaron a los trabajadores que se encontraban en el edificio que alberga a la rotativa. «Espero que quienes ocupan el edificio no rompan la rotativa (imprenta)», dijo Henrique Otero.

Lea también: Diosdado Cabello amenaza con convertir sede de El Nacional en una universidad

En 2015, Diosdado Cabello demandó por difamación a El Nacional, luego de que el periódico venezolano reprodujo una nota informativa del periódico español ABC, en el cual se revelaba una investigación de los Estados Unidos en contra de Cabello por presuntos vínculos con el narcotráfico.

Lea también: Fallo millonario contra El Nacional es una «expropiación», dice su presidente

Debido a las represalias del régimen chavista, El Nacional tuvo que eliminar su edición impresa en diciembre de 2018, pero continúa publicando en su página web.

Ahora la justicia chavista obliga a El Nacional a pagar 13.4 millones de dólares a Cabello por daño moral y ante la imposibilidad de pago, se le embargaron todos los bienes y la sede.

Efectivos de la Guardia Nacional venezolana llevaron a efecto el embargo de «todos los bienes» del diario El Nacional. LA PRENSA/ TOMADA DE EL NACIONAL DE VENEZUELA

El modelo cubano

Según Henrique Otero, todos los miércoles Cabello tiene un espacio en los medios de comunicación desde los cuales destila odio, especialmente contra los medios informativos que critican al gobierno. Con la expropiación de El Nacional, se pierde «el último baluarte de la libertad de expresión en Venezuela», explica Henrique Otero.

El régimen chavista, en manos de Maduro, ha silenciado a todos los medios de televisión, radio e impresos. Asimismo, bloquea los espacios web cuando una noticia no les conviene, indica el director de El Nacional.

De acuerdo con Henrique Otero, Venezuela es «un país cerrado a las noticias», casi como Cuba. El 60 por ciento de los venezolanos solo ve el canal de televisión del Estado.

Cabello perjudica a Maduro

En el caso de la expropiación de El Nacional, Henrique Otero señala que es una acción «totalmente represiva», cuya principal autoría es de Diosdado Cabello.

En Venezuela, indica Henrique Otero, hay tres poderes principales: el ministro de Defensa, que controla las fuerzas armadas y empresas; Nicolás Maduro, que maneja el gabinete de gobierno, pero el principal sería Diosdado Cabello.

Henrique Otero afirma que Cabello controla la justicia del país; el partido, ya que desde el congreso se eligen autoridades; controla la represión y también los ingresos, porque un hermano de él es quien se encarga de recaudar los impuestos.

El director de El Nacional considera que con la expropiación de El Nacional, es Maduro quien sale perjudicado porque nadie querrá negociar con él, especialmente inversionistas que están viendo que no hay seguridad jurídica en Venezuela.

Última instancia

Los propietarios de El Nacional ya recurrieron ante la sala constitucional del Tribunal Supremo de Venezuela, la cual es la última instancia nacional que les queda, porque ya la sala civil sentenció el pago de más de 13 millones de dólares y el embargo.

Si la sala constitucional falla contra El Nacional, solo les quedaría acudir ante la justicia internacional, indicó Henrique Otero.

De momento, el periódico sigue informando a través de la página web, y si el régimen venezolano se va en contra de los periodistas, tendrán que salir todos de Venezuela pero seguirán trabajando en la web, aseguró Henrique Otero.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: