LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Saturnino Cerrato, presidente del PRD, con miembros del partido. LA PRENSA/JADER FLORES

CSE cancela la personería jurídica al PRD

El PRD era el único partido dentro de la Coalición Nacional que podía participar de las elecciones generales del 7 de noviembre

El Consejo Supremo Electoral (CSE) canceló este martes 18 de mayo la personalidad jurídica al Partido Restauración Democrática (PRD), el único partido dentro de la Coalición Nacional que podía participar en las elecciones generales del 7 de noviembre. La información fue confirmada por el reverendo Saturnino Cerrato, presidente del partido, a LA PRENSA.

La cancelación de la legalidad de este partido se da tras la acción de un grupo de pastores evangélicos que presentó el lunes 17 de mayo ante el CSE un recurso de impugnación contra la alianza de hecho entre el Partido Restauración Democrática (PRD y cinco organizaciones de la Coalición Nacional (CN), argumentando que el PRD salió del seno de las iglesias evangélicas, pero está actuando contrario a sus principios cristianos. Los inconformes se refieren a la alianza con organizaciones de la CN, que muchas de ella defienden el derecho al aborto terapéutico y a la diversidad sexual.

Los pastores también explicaron que la impugnación es contra la reforma a los estatutos del PRD.

Pastores que presentaron impugnación

Según la Cédula de Notificación del CSE enviada Saturnino Cerrato, las personas que interpusieron la impugnación son: Francisco Javier Martínez Godinez, Teresa Vanegas López, Sergio Francisco Martínez Tinoco, Jonathan Pérez Gutiérrz, Rudy Antonio Ruiz, Elias Alfonso Urbina Zavala, Walter Efraín Vázquez Rodríguez, Francisca Bermúdez, Juan Carlos Torres Martínez y Francisco José Padilla Martínez, todos pastores cristianos.

El presidente del PRD, Saturnino Cerrato, manifestó que lo llamaron dos amigos pastores, para informarle que quienes interpusieron la impugnación son miembros de las Comisiones de Paz, una estructura afín al partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Cerrato aseguró que no conoce a ninguno estos 11 pastores, sin embargo, no duda que es una acción política dirigida, para sacar a su partido de la contienda electoral.

Lea además: Disidentes del PLC sostienen pláticas con organizaciones de la Coalición Nacional

El CSE explica que la impugnación está basada en el artículo 52 de la Constitución Política, que establece lo siguiente:

«Los ciudadanos tienen derecho de hacer peticiones, denunciar anomalías y hacer críticas constructivas, en forma individual o colectiva, a los Poderes del Estado o cualquier autoridad; de obtener una pronta resolución o respuesta y de que se les comunique lo resuelto en los plazos que la ley establezca».

La cédula indica que los pastores cristianos «concretamente manifestaron que la actuación del Representante legal del PRD, reverendo Saturnino Cerrato Hodgson, se opone a todos los principios cristianos, al aliarse en el presente proceso electoral con personas que promueven antivalores que no se corresponden con los principios evangélicos y cristianos».

Base de la cancelación de acuerdo al CSE

Otro de los argumentos del CSE para cancelar la legalidad del PRD, fue que hizo una alianza política fuera de tiempo, porque, según este poder del Estado «debió haber realizado todos los cambios que considerara pertinentes en sus estatutos antes del 06 de mayo del año 2021, cumpliendo con el mandato de la Ley Electoral y lo dispuesto por el CSE, en tal sentido toda modificación por las vías de hecho no tiene ningún valor jurídico, ni soporte legal frente a este Poder del Estado y representando una violación a la Ley Electoral».

Lea además: Comisión de Buena Voluntad insiste en que unidad opositora aún es posible

La cédula también indica «que el CSE ha podido constatar como hechos notorios y públicos, que efectivamente el PRD se ha aliado políticamente con asociaciones y personas en fechas posteriores al 07 de mayo, implicando con ello cambios estatutarios que comprometen su razón fundacional», indica la notificación.

Julio González, miembro directivo del PRD, rechazó los argumentos de esos pastores y aseguró que no han cambiado los estatutos del partido y, según él, ninguno de los personajes que presentó la impugnación es militante del PRD.

«El partido no es de los evangélicos, el partido le pertenece al pueblo de Nicaragua. Quienes componen el partido son militantes católicos, mormones, testigos de Jehová. El partido no tiene dueño, el único dueño es el pueblo de Nicaragua», manifestó González.

El sábado 15 de mayo, el PRD firmó una alianza política de hecho con la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), la Unidad Territorial (Unite), la Alianza Cívica por la Unidad Nicaragüense (ACUN), Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN) y el Grupo de Reflexión de Excarcelados Políticos (Grex), todas de la Coalición Nacional (CN). Según el CSE, esto es lo que motivó la cancelación de la personalidad jurídica del PRD.

Lea también: ¿Qué debes saber y hacer si no has votado en las dos últimas elecciones generales del país?

Tamara Dávila, miembro del Consejo Político de la UNAB, no tiene duda de que detrás de esta decisión del CSE está el régimen de Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, tratando de sacarlos del proceso electoral.

Particularmente valoró que lo que motivó la cancelación de la legalidad del PRD fue el acuerdo con las cinco organizaciones de la CN, que contemplaba cederles garantías en su participación en el proceso electoral.

«Esta es una maniobra de Ortega y Murillo. Ellos están clarísimos de que la Coalición Nacional representa el principal obstáculo y el principal sujeto opositor en este país y que las organizaciones que ahí estamos integradas no vamos a permitir que no haya justicia y no vamos a permitir que no haya un desmantelamiento de esta dictadura cuando salgamos de ellos, entonces ellos deciden cortar cabezas. Además, con el PRD había un acuerdo interno de ceder garantías a los integrantes de la Coalición y esto puso a temblar al orteguismo», dijo Dávila.

La opositora dijo que no van a declinar la lucha cívica, que para ella va más allá del panorama electoral, aunque también dijo que aún no descartan su participación en las elecciones.

«La lucha cívica de la Coalición va más allá del panorama electoral y aquí necesitamos enfilarnos en la denuncia de este atropello», agregó Dávila.

Luis Fley, presidente de Fuerza Democrática Nicaragüenses (FDN), manifestó que este martes por la noche tienen una reunión virtual para definir el rumbo de esta organización en las elecciones.

«El régimen se dio cuenta que la Coalición se había convertido en una amenaza real y que podía perder el poder, e hizo cualquier cosa floja, tonta sin importancia para justificar la cancelación de la representación legal del PRD», dijo Fley.

Arturo Cruz, precandidato presidencial de la Alianza Ciudadana, condenó la cancelación de la legalidad del PRD. «La cancelación de la personería jurídica del PRD, es una muestra tangible, de la arbitrariedad que caracteriza a un CSE, que responde a intereses partidarios del FSLN. Mi condena total a esta medida autoritaria».

La CN emitió la tarde de ayer un comunicado en el que califica la cancelación de la personalidad jurídica del PRD, como una exclusión de la verdadera oposición.

«Ortega quiere ejecutar una farsa electoral escogiendo a los participantes. La inclusión es uno de los atributos más importantes de una elección democrática, que con la resolución arbitraria, inconstitucional e ilegítima, solo muestra su terror a enfrentarse a la oposición aglutinada en la Coalición Nacional, que al no poder derrotarla limpiamente, opta por excluirla»,  expresa la CN.

Las elecciones de Nicaragua son el próximo domingo 7 de noviembre, para elegir presidente, vicepresidente, diputados nacionales y ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

El Consejo Supremo Electoral (CSE), institución encargada de dirigir el proceso electoral, está conformada por militantes y afines al partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que encabeza Daniel Ortega.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: