LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Nicaragua ya adeuda el 95 % del Producto Interno Bruto, impulsada por más empréstitos del Gobierno

Del total de la deuda externa hasta marzo del corriente, equivalente a 12,007.2 millones de dólares, 7,000.1 millones corresponden al sector público y 5,007.1 millones al sector privado, según cifras del Banco Central de Nicaragua (BCN)

En los últimos cuatro años, específicamente desde el 2017, un año previo a la crisis sociopolítica hasta el primer trimestre del 2021, la deuda externa total de Nicaragua aumentó un 3.9 por ciento, al pasar de 11,551.1 millones de dólares a 12,007.2 millones, lo cual equivale casi al ciento por ciento del Producto Interno Bruto del país.

De total de la deuda externa hasta marzo del corriente, equivalente a 12,007.2 millones de dólares, 7,000.1 millones corresponden al sector público y 5,007.1 millones al sector privado, según cifras del Banco Central de Nicaragua (BCN). La deuda externa en los primeros tres meses de 2021 fue 69.7 millones de dólares menos que lo reflejado en 2020 (12,076 millones), lo que equivale a una diferencia de 0.6 por ciento.

En el 2017 la deuda pública externa fue de 5,546.1 millones de dólares, es decir que hasta marzo de este año ha aumentado un 26 por ciento, es decir 1,454 millones de dólares. El mayor endeudamiento se logró observar en el 2020, cuando el régimen encontró una válvula de oxígeno financiero con la llegada del coronavirus y el impacto de los huracanes Iota y Eta, puesto que con la aprobación de la Nica Act, el financiamiento externo se congeló y la única ventanilla disponible para el país era el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

A diferencia del sector público, la deuda privada desde el 2017 que se encontraba en 6,005 millones de dólares, disminuyó a 5,007.1 millones de dólares al primer trimestre del año 2021, eso implica una reducción del 20 por ciento.

Lea además: Deuda pública total de Nicaragua aumenta en 300 millones de dólares en tres meses

“Del saldo de deuda externa privada, el sector financiero concentró el 73.1 por ciento, equivalente a 3,660.7 millones de dólares, mostrando una disminución de 87.8 millones de dólares (-2.3 por ciento) respecto a 2020”, detalla el BCN.

A criterio de los economistas consultados por LA PRENSA cada vez esta deuda se vuelve insostenible para el país.

“Si sumamos las dos deudas, la pública y la privada y la comparamos con el Producto Interno Bruto del año 2020, es el 95.2 por ciento, pero solo la deuda pública que es 7,000.1 millones de dólares, equivale al 55 por ciento del PIB, y la deuda del sector privado es de 39.7 por ciento del PIB. De acuerdo con el Banco Mundial y los organismos financieros lo ideal es que la deuda no pase de 50 por ciento del PIB, estamos hablando de una situación extrema, solo el servicio de la deuda fue de 558.3 millones de dólares”, sostuvo el economista y sociólogo Óscar René Vargas.

Es importante señalar que el endeudamiento externo puede ser útil para fomentar el crecimiento económico de un país o puede llevar a una crisis que afecte el bienestar general de la población. Las altas cargas de deuda pública interna y externa son un impuesto marginal que desincentiva la inversión y el crecimiento a mediano plazo, debido a que los recursos de la sociedad se destinan al pago de compromisos en lugar de destinarse a la constitución de capital físico y humano.

Lea también: Régimen de Ortega consigue desembolsos por 829.5 millones de dólares en el exterior. ¿Sigue siendo sostenible el endeudamiento?

Desembolso de préstamos

El BCN informó que los desembolsos de préstamos en el primer trimestre recibidos por el sector público fueron de 126.1 millones de dólares, recursos dirigidos en su totalidad al Gobierno General. Del total de desembolsos, el 93.4 por ciento provino de fuentes multilaterales (57.5 por ciento del BCIE, 17.1 por ciento del BID, 14.9 por ciento del Banco Mundial y 3.9 por ciento de otras fuentes multilaterales), el restante 6.6 por ciento provino de fuentes bilaterales.

El máximo emisor indica que estos desembolsos fueron destinados a la ejecución de proyectos del programa de inversión pública, principalmente a las actividades de: construcción de infraestructura pública (50.2 por ciento), electricidad, gas y agua (18.8 por ciento), servicios sociales, salud y educación (16.2 por ciento) y administración pública (14 por ciento), entre otras.

La deuda externa antes que Ortega tomara el poder

Cabe destacar que Enrique Bolaños dejó a Ortega un país con una deuda pública externa en descenso y en el 2007 esta se situó en 3,415.3 millones de dólares, la cual hasta el primer trimestre del 2021 llegó a 7,000.1 millones de dólares, es decir 3,458.6 millones más, lo que implica un aumento del 102 por ciento.

“En el tiempo de Bolaños se redujo el 80 por ciento de la deuda, se eliminó 6,000 millones de dólares y quedó como en 3,000 millones de dólares, ahora ya vamos casi a triplicar la deuda que había quedado”, dijo.

Vargas también expresó que el problema principal es que el país perdió a sus principales donantes, que cubrían el déficit fiscal, que ahora es cubierto con la deuda.

“El problema es que el déficit fiscal lo financian con deuda pública, antes estaba financiado con las donaciones, pero en la medida que se eliminaron las donaciones de los países europeos lo que han hecho para financiar el déficit ha sido a través de los préstamos, eso significa mayor deuda pública y se van endeudando más cada año y va a llegar un momento que no vamos a poder pagarla, porque si no tendría que disminuir el gasto corriente que eso implica desempleo y ahí no hay más opciones, porque la inversión pública depende del financiamiento externo, entonces debe haber una política de contracción del gasto corriente”, dijo.

Puede interesarle: gimen orteguista eleva la deuda pública externa a los niveles del 2003

Contexto político

Por su parte el economista Edmundo Jarquín manifestó que casi el ciento por ciento del PIB, abarca la deuda externa “y como seguirá la crisis política, por tanto no recuperaremos el crecimiento económico. Y si no hay crecimiento, la deuda no es sostenible”.

“Debe recordarse que el proceso electoral de noviembre, en la medida que no participará la oposición (pues la represión política es inmensa), no solventará la crisis política. Así, por ejemplo, la inversión extranjera es apenas la quinta parte que en 2017, y si no hay inversión no hay crecimiento económico”, añadió Jarquín.

Nicaragua acumula tres años de recesión, lo que ha ocasionado que el PIB se achique y por tanto se sienta más el peso de la deuda total del país.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: