LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Marcos Fletes y Walter Gómez, extrabajadores de la extinta FVBCH. LA PRENSA

«Están delgados», así observaron sus familiares a los extrabajadores de la FVBCH, Marcos Fletes y Walter Gómez

Después de 95 días de cárcel el régimen orteguista permite que un familiar de los presos políticos puedan verlos durante 30 minutos. Familiares relataron que han sido sometidos a constantes interrogatorios.

Las autoridades de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) conocida como el nuevo «Chipote»,  permitieron este martes que Walter Gómez y Marcos Fletes, extrabajadores de la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), pudieran ver por 30 minutos  a sus familiares luego de estar más de 90 días incomunicados.

Luego de 95 días sin poder ver a sus familiares y sin ser asistidos por un abogado, los extrabajadores de la FVBCH lograron hablar con un familiar, respectivamente. Ellos fueron detenidos el pasado 28 de mayo. Enfrentaron una audiencia irregular sin la defensa de su abogado de preferencia y un juez les decretó la detención judicial. El pasado 23 de agosto la Fiscalía oficializó las acusaciones para ambos por diversos delitos en audiencia preliminar.

«Está delgado, pero fortalecido en el Señor, él me dijo que está tranquilo. A ellos les dan la misma comida que les dan a los policías, me dijo que no le gusta mucho, pero yo le dije que coma porque lo necesito fuerte. No me dijo cómo lo tratan los policías, preferimos hablar de nosotros, le dije que estamos bien y que los amigos no nos han fallado. La preocupación de él es por saber cómo estamos los que estamos afuera, su preocupación es por sus hijos, yo le dije que estuviera tranquilo porque estamos bien. Oramos y le dimos gracias a Dios por habernos permitido poder verlo», relató doña María Consuelo Céspedes, esposa de Gómez.

Lea también: Juan Sebastián Chamorro y Félix Maradiaga han sido sometidos a «tortura psicológica»

Sin derecho a asolearse y bajo constantes interrogatorios

El pasado 24 de agosto, el Ministerio Público amplió la acusación en contra de Cristiana Chamorro, quien tiene casa por cárcel desde el 2 de junio debido a los supuestos delitos de apropiación y retención indebida. También fueron acusadas otras nueves personas, entre ellas Fletes y Gómez, por lavado de dinero, bienes y activos y apropiación y retención indebida, así como gestión abusiva y falsedad ideológica.

El Ministerio Público además acusó a Emma Marina López y Pedro Vásquez Cortedano “por ser cooperadores necesarios del delito de lavado de dinero”. Vásquez era conductor privado de Cristiana Chamorro y está preso desde el 15 de junio.

Pablo Fletes, hermano de Marcos, después de 95 días pudo ver y hablar con su pariente. Aseguró que éste le confió que no ha sido maltratado físicamente, pero sí psicológicamente con constantes interrogatorios y encierro durante las 24 horas, ya que no les permiten tomar el sol. Él ha compartido celda con Juan Sebastián Chamorro y otro preso político del que no precisó su nombre.

Te puede interesar: Miguel Mendoza, Miguel Mora y María Fernanda Flores, acusados por «conspiración»

«Me dieron oportunidad de verlo, luego de más de 90 días de estar encarcelado y obviamente está muy delgado, está estresado. Me dijo que no sabe si lo que recibe es lo que yo le llevo al Chipote porque las etiquetas que uno le pone a las botellas ellos (los policías) se las quitan. Coincidimos en algunas cosas que le he llevado y que ha recibido, pero no en todas. Me dijo que le están pasando las pastillas y que ha sido sometido a interrogatorios, pero que han bajado los interrogatorios. Él manifestó preocupación por la situación económica de su familia, pero ya hablamos y le dije que estuviera tranquilo», relató Fletes.

Los familiares de los detenidos dicen desconocer si la Policía del régimen les permitirá seguir viendo a sus parientes en el Chipote. «Un policía solo nos dijo que nos avisarían», dijo Fletes, quien espera que el judicial a cargo de la causa de su hermano y resto de reos de conciencia les permita el ingreso a la audiencia inicial programada para este viernes en las instalaciones de la DAJ.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: