LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Vladimir Guerrero lleva nueve jonrones en sus últimos 15 juegos LA PRENSA/ARCHIVO

Vladimir Guerrero Jr. llegó a 45 jonrones y deja atrás a Ohtani y al récord de su papá

Vladimir Guerrero padre había conectado 44 estacazos en el 2000 con los Expos y ese fue su mejor registro, ahora tumbado por su hijo

Si alguno de los 12,119 fanáticos que llegaron al Roger Centre de Toronto no estaba muy atento, se perdió el estacazo 45 de Vladimir Guerrero Jr. en esta temporada. El explosivo bateador de los Azulejos sacó un misil que se tomó apenas 3.3 segundos para abandonar el terreno de juego e introducirse en la oscuridad detrás de la cerca del jardín izquierdo.

Guerrero le cazó una recta baja y adentro al zurdo Adam Conley y la hizo viajar a una velocidad de 113.9 millas, con un ángulo de lanzamiento de 15 grados, para convertirse en líder absoluto en cuadrangulares en las Grandes Ligas, y a la vez, le puso el sello a una victoria de la tropa canadiense 8-1 sobre los Rays de Tampa Bay en Toronto.

Vladimir entró al juego empatado con 44 jonrones con Shohei Ohtani, cuyo equipo, los Ángeles, no tuvo partido este lunes. De modo que al llegar a 45 toletazos, lo ha desplazado del liderato y de paso impuso un nuevo récord para la familia Guerrero, pues lo máximo eran los 44 tablazos de su papá en el 2000 con los Expos de Montreal.

Sin embargo, a Guerrero le falta un jonrón más para tumbar la marca de 46 metrallazos que impuso Joe DiMaggio de los Yanquis en 1937, para jóvenes de 22 años o menos. Aquel año, el Yankee-Clipper terminó con promedio de .345, 46 estacazos y 167 empujadas. Guerrero tiene .318, 45 trancazos y 103 remolques. Le faltan 19 juegos.

Los Azulejos, quienes a base de bateo potente se han adueñado del segundo lugar en el Este de la Liga Americana, contaron también con jonrón de Bo Bichette (24), lo que les permite llegar a 232 cuadrangulares en la temporada, para convertirse en el equipo más jonronero de las Mayores. Austin Meadows (25) se fue a la calle por los Rays.

El novato Alek Manaoh (6-2) se llevó la victoria con un trabajo estupendo de un hit, sin carrera, con diez ponches, a lo largo de ocho entradas. Ryan Yarbrough (8-5) fue el derrotado por Tampa, que ha perdido cuatro de sus últimos cinco juegos y tiene 5-7 en septiembre, después de un sensacional 21-6 en agosto.

Al fin ganan los Yanquis

Aunque debieron batallar 10 entradas, los Yanquis dejaron tendidos en el terreno 6-5 a los Mellizos de Minnesota, por virtud de un cañonazo de Gary Sánchez, que decidió la batalla. Sin embargo, también fueron claves jonrones de Aaron Judge (33) con dos en base y de Joey Gallo (33) con las bases limpias.

Los Yanquis perdían 0-5 en el tercer episodio, mientras el novato Luis Gil pasaba dificultades, tras ser atacado por jonrones de Jorge Polanco (30), Miguel Sanó (27) y Byron Buxton (14) de los Mellizos. Y los neoyorquinos, quienes tenían récord de 0-35 en partidos que iban perdiendo por cuatro o más carreras, lograron reaccionar.

Clay Holmes (8-3) se llevó la victoria en muerte súbita, mientras Ralph Garza (1-3) cargaba con la derrota al ser la víctima del cañonazo decisivo de Sánchez. Esta es apenas la cuarta victoria de los Yanquis en sus últimos 16 juegos, después de la racha de 13 victorias. Gleyber Torres jugó la segunda base, su nueva posición.

Los Cardenales vencieron 7-0 a los Mets, en un partido que enfrentó a dos lanzadores de 40 años o más, por primera vez desde el 18 de junio del 2015, cuando R. A. Dickey (Toronto) se midió al dominicano Bartolo Colón (Mets). Aquí fue Adam Wainwright (16-7), el ganador, contra el vencido Rich Hill (6-7).

En este partido, el torpedero de los Cardenales, el panameño Edmundo Sosa, hizo una tremenda atrapada sobre un batazo de Kevin Pillar, pero quedó sin balance para tirar a la inicial y lo hizo con tan mala suerte que impactó al juez de primera, Junior Valentine, en la mejilla. El árbitro cayó y sangró, pero continuó en el juego.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: