LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Amigo de Bayardo Arce cobraba comisión a empresas españolas para conseguir contratos en Nicaragua, según diario español

El amigo de Arce funge también como cónsul Honorario de Nicaragua en Las Palmas de Gran Canaria, según investigación de El Español.

El cónsul honorario de Nicaragua en Las Palmas de Gran Canaria, José Herrero de Egaña, cobraba comisiones de entre 3 y 5 por ciento a las empresas españolas que desearan venir a Nicaragua a hacer negocios o conseguir contratos de proyectos públicos, esto gracias a su relación cercana con el asesor para Asuntos Económicos de la Presidencia, Bayardo Arce Castaño, que recientemente fue sancionado por la Unión Europea, según una investigación publicada en el diario El Español por el periodista de investigación Miguel Ángel Ruiz Coll.

LA PRENSA se comunicó al celular de Bayardo Arce Castaño, pero una persona que se identificó como Marvin, escolta de Arce, dijo que este se encontraba fuera de Managua y le pasaría las consultas al respecto.

Según el diario español, Herrero, quien es sobrino político de María Dolores de Cospedal, ministra de Defensa del Gobierno de España entre 2016 y 2018, así como alto cargo político del Partido Popular (PP), aprovechaba su amistad con Arce para cobrar comisiones a empresas españolas con el objetivo de actuar como conseguidor de proyectos.

«Herrero de Egaña cobraba estas cantidades por actuar como conseguidor en Nicaragua, a menudo bajo la amenaza de que las compañías que se negaran a pasar por caja no podrían optar a ningún contrato público en aquel país», reseña la investigación «El sobrino de Cospedal cobró comisiones en Nicaragua por su amistad con el dos de Daniel Ortega», publicada este 13 de septiembre.

Según el periódico ibérico, gracias a la alianza entre Arce y Herrero de Egaña, este último cobró comisiones de este 3 y 5 por ciento a empresas españolas que ejecutaron obras en Nicaragua y que fueron financiados por el gobierno español por un monto de 83 millones de euros, provenientes del crédito FAD con ayudas al desarrollo. Herrero, según el diario español, aprovechaba la influencia de Arce sobre Ortega para hacer los cobros de comisiones.

Los créditos FAD (Fondo de Ayuda al Desarrollo) son una especie de instrumento financiero que el gobierno español tiene para brindar alivios financieros a países en desarrollo, o bien a empresas o instituciones públicas, así como a instituciones financieras gubernamentales receptoras del alivio.

Ya sea a través de donaciones o entrega de fondos concesionales a los países beneficiarios, a veces la entrega de estos recursos puede venir condicionada a la compra de bienes y servicios españoles por parte del país receptor del mismo, aunque también se puede entregar totalmente desligada.

Los proyectos afectados

En el caso de Nicaragua, según la investigación española, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aceptó entre 2005 y 2008 condonar cerca de 100 millones de euros de deuda pública de Nicaragua, a cambio de inversiones de empresas españolas en aquel país.

De esta cantidad, 10.9 millones se destinaron a un proyecto de mantenimiento y reparación de centrales eléctricas, que ejecutaría la firma de ingeniería Elecnor SA. En este caso, el amigo de Arce cobró por asesorar a la compañía española el 13 por ciento del presupuesto total, es decir 1.42 millones de euros, unos 1.67 millones de dólares.

También estarían afectados por esos cobros de comisión dos proyectos adjudicados por la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), denominados «Mejora y ampliación de los sistemas de abastecimiento de agua potable y alcantarillado de San Juan del Sur” (ejecutado por la UTE Befesa-SETA por un importe de 12.5 millones de euros) y la «Mejora y Ampliación de los Sistemas de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario de la Ciudad de Boaco” (ejecutado por la misma UTE por un importe de 8.8 millones).

Efectivamente en los registros de Enacal aparecen ambos proyectos que fueron ejecutados con fondos españoles. El primero beneficia a 25,000 personas y se iba a comenzar a ejecutar en el 2018. La empresa que está ejecutando la obra fue contratada por un monto de 320.58 millones de córdobas y Enacal aportó 16.03 millones de córdobas, según se lee en el sitio web de Enacal.

El segundo proyecto se empezó a ejecutar en 2017, se desarrollaría durante un periodo de 18 meses y costaría 143.27 millones de córdobas (5.60 millones de euros), de los cuales Enacal aportó 279,917 euros, es decir 330,595 córdobas.

Además, el amigo de Arce también cobró comisión por mediar en el conflicto que Unión Fenosa mantenía con el régimen de Ortega y que forzó en 2008 a la eléctrica a venderle el 16 por ciento de su participación en las filiales de distribución Disnorte y Dissur (que había comprado en 2001 por 115 millones de dólares), según el diario El Español.

Por esta mediación Herrero consiguió un millón de dólares a la sociedad panameña de Hutton Overseas Inc, propiedad del amigo de Arce. Los pagos fueron realizados por Kenia Iberafrica Power LTD, filial de Unión Fenosa, a través de cuatro facturas fechadas el 30 de diciembre del 2008, por “supuestos servicios de ingeniería para una planta eléctrica de Nairobi, según la documentación a la que ha tenido acceso El Español”.

Según el diario europeo, Bayardo Arce también entabló conversaciones con el entonces presidente de Mercasa, Ignacio Cruz Roche (quien ocupó el cargo entre 2008 y 2012), para que la empresa pública española construyera un gran mercado de abastos en el país, MercaManagua. Las negociaciones no llegaron a fructificar.

Otros casos similares

Cabe mencionar, no obstante, que desde el 2016 un diario español había informado que Herrero estaba siendo investigado por Hacienda de ese país por cobros de comisiones millonarios a través de un consorcio conocido como Mercasa, el cual ejecuta proyectos en Angola y República Dominicana.

Y es precisamente por esta investigación, que la Fiscalía Anticorrupción en ese país está pidiendo 21 años de cárcel para Herrero, por haber conseguido en comisión dos millones de euros por la construcción de una obra de abasto en Angola.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: