LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Juan Lorenzo Holmann con su mamá, Ana María Chamorro Cardenal. LA PRENSA/ARCHIVO

Juan Lorenzo Holmann, encarcelado hace 62 días, teme perder la vista y pide a su mamá que lo espere

Los abogados del gerente general del Diario LA PRENSA han introducido varios escritos en el sistema judicial, para que reciba atención médica privada con un oftalmólogo y un cardiólogo.

Chrystal Munguía, esposa del gerente general del Diario LA PRENSA, Juan Lorenzo Holmann Chamorro, encarcelado hace 62 días, transmitió la preocupación de su esposo porque teme perder la vista, teme no volver a ver a su madre y lo aflige una presión en el pecho que ha tenido últimamente, tras más de dos meses de encierro en las cárceles de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), mejor conocida como el nuevo Chipote.

Munguía logró ver a Holmann el miércoles 13 de octubre, el último día de la segunda ronda de visitas a los más de 30 encarcelados en la DAJ, la mayoría opositores al régimen de Ortega.

En esta visita, Holmann le dijo a su esposa que hace varias semanas comenzó a ver una mancha negra en su ojo derecho, el mismo en el que tuvo varias cirugías en el pasado.

Lea además: Esposa e hijas de Juan Lorenzo Holmann rechazan la acusación que le ha hecho el Ministerio Público

El gerente de LA PRENSA aseguró que lo llevaron a un oftalmólogo de la clínica de la DAJ y este especialista reconoció que le deben de realizar una tomografía, pero hasta ahora no se la han hecho.

Munguía recordó que el médico de cabecera de Holmann le había advertido que debido a todas las operaciones y tratamientos que ha tenido en ese ojo, si él comenzaba a ver luces centelleantes o manchas negras, debía de ir con urgencia a una consulta, porque «puede perder la vista».

Los abogados de Holmann, de 54 años, han introducido recursos en el sistema judicial para que le permitan recibir atención médica privada para su ojo, pero hasta ahora no ha habido resultados.

«Su equipo de abogados presentó el escrito para que por favor sea atendido, porque puede perder la vista Juan Lorenzo», expresó la esposa de Holmann.

Tuvo un desmayo

La otra preocupación de Holmann es una presión que ha sentido en el pecho, que le causó un desmayo la semana pasada.

«Según entendí, hay como un patio pequeñito en el área donde está él, donde hay otras ocho personas, y los sacan una vez a la semana por corto tiempo; van todos con la cabeza baja, dice que les agachan la cabeza, y se desmayó él allí», relató Munguía.

Ese día le pusieron suero, pero también el médico le dijo que no había razón para que se sintiera mal, porque tiene «condiciones perfectas» en su celda.

Lea además: ¿Cómo se encuentran los presos políticos del Chipote? Esto relatan sus familiares

En marzo pasado, Holmann fue operado del corazón y a finales de agosto tenía que hacerse un chequeo de seguimiento, que no fue posible porque su arresto fue en la madrugada del 14 de agosto. Es por eso que a Munguía le preocupa que no ha tenido una valoración médica con un cardiólogo, aunque los abogados han presentado las epicrisis correspondientes. Lo que sí reconoció fue que le están dando sus medicinas de manera más organizada, según le dijo él.

La esposa de Holmann quiso aclarar que si bien le están dando los medicamentos a su esposo, con otros opositores presos no está ocurriendo lo mismo y les niegan la atención médica y medicinas.

Munguía compartió una epicrisis médica reciente que enlista los siguientes diagnósticos de Holmann: hipertensión arterial sistémica, dislipidemia, post operado de válvula mitral, tiroiditis y válvula aórtica bicúspide.

«Me dijo que por favor le diga a su mamá que lo tiene que ver salir libre»

Esta vez la plática entre Holmann y su esposa dio para hablar más de sus hijas, de su mamá y de otras novedades que están ocurriendo afuera, como el premio que le otorgó a él la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Sin embargo, lo que más le impresionó fue cuando su esposa le contó que la mamá de Max Jerez, doña Heidi Meza y la mamá de José Adán Aguerri, doña Hilda Chamorro, habían fallecido. Jerez y Aguerri también son opositores presos en la DAJ, a quienes el régimen no les permitió asistir a los funerales de sus madres.

«Me dijo que por favor le diga a su mamá —Anita Chamorro de Holmann— que lo espere, que lo tiene que ver salir libre. Yo le dije: ‘Te va a ver libre'»,relató Munguía.

Le puede interesar: Familias de presos políticos en la DAJ: visita fue en «condiciones restrictivas y arbitrarias»

Holmann tampoco sabía que las instalaciones de LA PRENSA siguen tomadas por la Policía, desde el allanamiento del 13 de agosto, pero se alegró de que el Diario siga publicando contenido en su sitio web y en las redes sociales.

Según su esposa, Holmann ha bajado al menos 13 libras de peso en los 62 días que lleva detenido. Está más flaco, barbudo y tiene el cabello largo. Los interrogatorios policiales no han cesado, pero tampoco Holmann ha dejado de rezar todos los días, según le dijo a su esposa.

Acusación contra Holmann

Juan Lorenzo Holmann Chamorro permanece encarcelado, fue llevado a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) un día después que la Policía allanara las instalaciones del Diario LA PRENSA. Holmann permaneció en las instalaciones del rotativo desde que inició el operativo contra el Diario y después fue llevado en su propio vehículo a las oficinas de la DAJ «para que firmara unos documentos», según dijeron otros colaboradores que se encontraban retenidos en las instalaciones de este rotativo.

Según la Policía, Holmann está siendo investigado por los delitos de lavado de dinero, bienes y activos, en perjuicio del Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense y fue remitido a juicio el pasado 23 de septiembre.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: