LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Miles de nicaragüenses llegaron desde el miércoles a vacunarse a San Marcos de Colón, Honduras. LA PRENSA.

Régimen impone una nueva traba a nicas que buscan vacuna en fronteras con Honduras

Mayoría de nicas buscan cómo salir por puntos ciegos para esquivar los obstáculos establecidos por la dictadura, que no ha podido masificar la vacuna en la población.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

En busca de recibir la vacuna Moderna y Pfizer, unos 7,746 nicaragüenses cruzaron en los últimos tres días por uno de los puntos ciegos del puesto fronterizo El Espino, en Madriz, para inocularse en el municipio de San Marcos de Colón, Honduras, debido a que funcionarios de aduana de Nicaragua mantienen cerrado el puesto de control de la frontera.

El gobierno de ese país vecino ha destinado unas 20,000 vacunas Pfizer y Moderna para atender a los nicaragüenses que llegan procedentes de ciudades como Somoto, Ocotal, Estelí, Matagalpa, Chinandega, Masaya y Managua en busca de una de las vacunas.

Las pocas personas que intentaron cruzar por el puesto fronterizo El Espino aseguraron que los funcionarios de aduana les exigían hacerse la prueba de hisopado, cobrándoles 50 dólares, de lo contrario no podían pasar hacia San Marcos de Colón: A mí me dijeron que si cruzaba por el puesto de control de aduanas, tenía que hacerme la prueba y pagar 50 dólares, a pesar que les dije que iba a regresar vacunado de Honduras, dijo Elmer Enrique Balmaceda Rodríguez, de 56 años, originario de Matagalpa.

Lea además: Lo que debe saber de la vacunación anticovid a nicaragüenses en las fronteras con Honduras

Martha Beatriz Ordoñez, habitante del barrio Sector 16, de Somoto, cabecera del departamento de Madriz, quien acompañó a sus nietos para vacunarse, reconoció lo organizado que fue la jornada de inoculación en San Marcos de Colón. Aquí está bien organizado todo. En Nicaragua es un solo molote y relajo que se arma para vacunarse, dijo.

El pastor evangélico Francisco Montoya, habitante de uno de los sectores de la ciudad de Somoto, se mostró agradecido con el pueblo y gobierno de Honduras por el gesto de apoyar a los nicaragüenses para vacunarse de forma gratuita. También se pronunció porque las autoridades del gobierno faciliten el tránsito por el puesto fronterizo El Espino y evitarles tanto sacrificio a los que desean ir a vacunarse al país vecino.

El pasado viernes, se podía ver llegar a grupos de nicaragüenses a bordo de camionetas privadas, buses y microbuses hasta el puesto fronterizo El Espino, en Madriz, y emprender la caminata por unos 35 minutos por una trocha a un costado de ambas fronteras para llegar hasta la comunidad de La Fraternidad y San Marcos de Colón, donde estaban habilitados cinco puestos de vacunación gratuita para los nicas.

Por su parte, el joven Denis Báez, de 16 años, habitante de uno de los sectores de la ciudad de Somoto, dijo que la atención en Honduras fue excelente y se mostró agradecido con los hondureños por la oportunidad que le dieron para ponerse la primera dosis de la vacuna Moderna. Me dejaron la cita para el 19 de noviembre para ponerme la segunda dosis de la vacuna Moderna, aseveró.

Martha Isabel Montenegro Avilés, de 16 años, habitante de la ciudad de Estelí, dijo que haberse vacunado en Honduras fue una gran experiencia, ya que fue su primera vacuna y porque fue todo ordenado. Que va en Estelí, porque primero lo hacen amanecer en la calle y segundo son unos abusivos haciendo campaña con las vacunas que regalan otros gobiernos. Aquí ni tan siquiera nos obligan a agradecerle al gobierno de Honduras, finalizó.

Alcaldía brinda ayuda a centenares de nicas

El vicealcalde del municipio de San Marcos de Colón, zona del departamento de Choluteca, en Honduras, Jorge Espinales, lamentó que, aunque sostuvieron reuniones con autoridades de la ciudad de Somoto, en Nicaragua, para facilitar las condiciones de acceso por el puesto fronterizo El Espino, estas no apoyaron la iniciativa por cuestiones políticas.

Como gobierno local se ha gestionado con el señor presidente (Juan Orlando Hernández) los inoculantes para nuestros hermanos nicaragüenses y brindarles las vacunas necesarias contra el coronavirus, dijo Espinales.

Es lamentable -agregó- que nosotros hemos hecho esfuerzos para mantener coordinaciones entre las autoridades locales del municipio de San Marcos, Honduras, y del municipio de Somoto, en Nicaragua, para apoyar a ambos pueblos en sus necesidades, pues estos últimos no pusieran interés por cuestiones políticas. Nosotros vamos a seguir haciendo esos esfuerzos por unir a nuestros ciudadanos para beneficio común.

Vicealcalde de San Marcos de Colón, zona del departamento de Choluteca, Honduras. LA PRENSA.

El vicealcalde dijo que esa municipalidad ha apoyado con alimentos preparados, agua purificada, jugos y café a los más de 7,000 nicaragüenses que en los últimos tres días se dieron cita en dos puestos de vacunación en la comunidad hondureña de La Fraternidad, zona fronteriza con Nicaragua, y en tres puestos en la ciudad de San Marcos de Colón.

Sólo este (pasado) viernes unos 3,370 nicaragüenses, en su gran mayoría jóvenes, llegaron a vacunarse aquí a San Marcos de Colón. Según nos dijeron eran de varios departamentos del norte de Nicaragua, expuso Espinales, quien resaltó que hasta el viernes ya se habían puesto más de 7,000 vacunas Moderna y Pfizer.

Solidaridad

Rosario Bustillo Balladares, funcionaria de la municipalidad de San Marcos de Colón, Honduras, dijo que se han organizado para apoyar a los hermanos nicaragüenses. Nosotros somos solidarios como hondureños, con nuestros hermanos nicaragüenses, entregándoles agua, café alimentos y jugos con fondos propios de la alcaldía de esta localidad, señaló.

Como hondureño le hago un llamado al gobierno de Daniel Ortega y su mujer Rosario Murillo que abra el puesto fronterizo para que los hermanos nicaragüenses puedan pasar a vacunarse. Que no sean inhumanos obligándolos a caminar por trochas incomodas y peligrosas, dijo Saúl Rivera Tercero, habitante de San Marcos de Colón, Honduras.

Wilmer García, originario de la Ceiba, Honduras, también hizo un llamado al gobierno de Nicaragua para que abra la frontera a los nicaragüenses que llegan a ponerse la vacuna a San Marcos de Colón. Hago un llamado al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo que no sean insensibles con su propia gente de su pueblo y que abran el paso por el puesto fronterizo, externó.

Nicaragüenses destacan orden en la aplicación de las vacunas en Honduras. LA PRENSA

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: