LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Celebración del Madrid del primer gol marcado por Alaba. LAPRENSA/AFP

El Madrid desnuda al Barcelona en su propia casa

El clásico siguió siendo clásico sin Messi y Cristiano Ronaldo. Un partido cargado de intensidad, dramatismo y polémica en tan solo los primeros 45 minutos y menos técnico, pero más directo y emotivo en la segunda parte

El clásico siguió siendo clásico sin Messi y Cristiano Ronaldo. Un partido cargado de intensidad, dramatismo y polémica en tan solo los primeros 45 minutos y menos técnico, pero más directo y emotivo en la segunda parte. El Madrid desnudó a la defensa del Barcelona para vencerlos (1-2) en su propia casa, ni tres centrales fueron suficientes para detener las embestidas blancas. Gol de Alaba y Lucas Vázquez por los blancos, mientras Agüero maquillaba el marcador por los catalanes.

Primero el Madrid estuvo cediendo la pelota al inicio del duelo, esperando hambriento las contras y aprovechar la velocidad de Vinicius, luego se aburrió de esperar y salió con iniciativa a presionar a un Barcelona que parecía tener un punto de inflexión a su pasado terrorífico. Al 20’ llegó la primera polémica con Vinicius partiendo de izquierda, llevándose a Mingueza, a Eric García y luego en el área fue derribado por Mingueza, quien buscaba como enmendar su error, pero el contacto no fue lo suficientemente fuerte como para pitar penalti según el árbitro, sin embargo la nueva personalidad del brasileño seguía exhibiéndose, era la combinación de magia de Ronaldinho y y los quiebres de Ronaldo.

Te puede interesar: Danilo Bermúdez, el inesperado héroe de la final que silenció el furor de Matagalpa

El Barcelona respondió alentado por los más de 80 mil fanáticos en el Camp Nou. Al 24’ una contra de Memphis por izquierda causó daño, se combinó con Fati, quien rozó para Dest y en el cara a cara contra Courtois, el estadounidense la mandó al tejado. Ya lo decía Koeman en la previa del partido: “será un duelo de pocas ocasiones de gol, ganará el que sepa definir”. Y los culés pagaron caro ese chance perdido porque al 31’ un robo de Alaba terminó en gol. Vinicius lo condujo, cruzó con Rodrygo y Alaba culminó con un latigazo de zurda la obra maestra del contragolpe. 1-0 el partido y el Camp Nou hacía silencio.

No obstante, estaba lejos el Barcelona de estar muerto. Un corner de Depay encontró la cabeza de Piqué y el esférico rozó el poste, y al 44’ Alaba tapó un disparo de Ansu Fati. El Madrid ganaba con justicia, sin embargo, los culés respondían por orgullo. La entrada de Coutinho le dio frescura al ataque en la segunda parte y la combinación con Fati causaba preocupación en la defensa madridista. Se congeló un poco el partido, Vinicius desaprovechó un mal pase de Dest y tardó tanto en disparar que perdió el esférico, Ter Stegen se hizo héroe al 61’ tapando un remate de Benzema, en una combinación con Modric, más tarde otra vez Benzema no pudo meter la pierna en un centro de Mendy.

En el epílogo del desafío el Barcelona tuvo el empate en el área, sin ser capaces de dar el golpe final a Courtois y pagaron caro su errata en una contra letal de Marco Asensio, quien ejecutó y Lucas Vázquez remató para el 2-0. Agüero maquilló el encuentro con el 2-1, pero ya era demasiado tarde.

El Madrid una vez más desnudó al Barcelona, carente de individualismos que lo rescaten y debilidades defensivas bien marcadas. Cataluña se vistió de blanco.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: